"¿Mariposas en el estómago? Aún no": DeMaryius

La experiencia del Super Bowl anterior le permite a DeMaryius Thomas y a otros jugadores estar tranquilos a cuatro días del Super Bowl, estando preparados para los nervios y emociones previas al juego 

DeMaryius
DeMaryius (Reuters )

SANTA CLARA, Estados Unidos

Es un juego de futbol americano como cualquier otro, pero lo que se vive previo al encuentro es muy distinto a lo que enfrentan semana a semana en una temporada, conociendo que el desenlace dentro del emparrillado tiene mucho mayor impacto. Por eso, saber lo que se van a encontrar el domingo y cómo enfrentarlo, puede ser una ventaja.

DeMaryius Thomas es uno de los jugadores que lo sabe. El receptor de los Broncos de Denver confesó el peso que tiene prepararse para un juego como el Super Bowl pero no solo en la parte física o estratégica.

"Desde que vas camino al estadio te das cuenta de que es algo que nunca has vivido. Cuando sales a calentar sientes que la atmósfera no es igual. Ahí es cuando empiezas a sentir mariposas en el estómago, no ahora, no mañana", explicó Thomas, quien experimentó lo que es vivir (y no solo jugar) un Super Bowl apenas hace dos años.

"En la presentación del equipo la adrenalina está al máximo, las mariposas también, hay mucha emoción y ganas de que esto ya empiece. De hecho, todavía en la primera jugada existen, pero una vez que das el primer golpe, se van", continuó el número 88 de los Broncos.

Thomas también confesó que es muy difícil poder prepararse o 'evitar' esos nervios y emoción, pero que la clave, que es lo que ha platicado con los jugadores que no han estado en este evento, es disfrutar todo pero que la concentración nunca se vaya.

"Creo que en ese aspecto sí tenemos una ventaja los que ya jugamos porque no 'tardaremos' en entrar en el ritmo de juego, estaremos en el punto exacto para jugar desde la primera jugada y eso puede pagarnos algo a favor", sentenció.