Dallas respaldan a Spilllman

El episodio se suma a los casos de violencia doméstica que han opacado la imagen de la Liga Nacional de Football Americano (NFL).

 C.J. Spillman
C.J. Spillman (AP )

IRVING, Texas

Con el respaldo de su entrenador, C.J. Spillman regresó el jueves a las prácticas de los Vaqueros de Dallas mientras espera por los resultados de una investigación policial sobre su papel en una presunta agresión sexual el mes pasado en un hotel.

"No voy a comentar sobre una investigación en la que no ha habido arrestos ni cargos", dijo el entrenador Jason Garrett. "Dicho eso, hemos sido muy claros con nuestro equipo sobre las consecuencias que habría si existe una situación en la que hay cargos o arrestos por un crimen. Hemos sido muy claros. Eso no aplica en este caso".

Garrett declinó decir cuándo se enteró el equipo de la acusación. El portavoz policial Robert Eberling dijo el miércoles que el presunto incidente ocurrió el 20 de septiembre en el Gaylord Texan Resort and Convention Center en Grapevine, un suburbio de Dallas.

El equipo voló a San Luis más tarde ese día y Spillman, de 28 años, jugó en equipos especiales contra los Rams al día siguiente. Ha participado en cuatro partidos, incluyendo el fin de semana pasado en casa contra Nueva Orleáns, y está registrado como safety, aunque no ha jugado con la defensa.

El abogado y el agente de Spillman se rehusaron a comentar. Eberling dijo que no se iba a revelar más detalles porque la investigación estaba en curso.

"Él participará en todo con nuestro equipo en estos momentos a menos que cambien las circunstancias", dijo Garrett. "Hay que ser muy cuidadoso con acusaciones y alegaciones en esta situación. Cuando alguien es acusado oficialmente o arrestado por algo, entonces se convierte en una situación diferente. Por ahora, él es un miembro de nuestro equipo y va a participar en todo".

La NFL dijo que está al tanto que el jugador de los Vaqueros es investigado por las autoridades por una acusación de violación, y la liga ofreció entrevistar a la presunta víctima "de forma confidencial y apropiada para obtener más información".

El vocero de la NFL, Greg Aiello, dijo el jueves que la liga ha estado "analizando el asunto y seguirá haciéndolo".