Romo, el menor de sus problemas

Los Vaqueros entran a esta campaña con uno de los equipos más endebles a la defensiva; buscarán que esas carencias no los acaben con un ataque regular

Tony Romo
Tony Romo (AP)

Ciudad de México

La falta de victorias del quarterback Tony Romo en juegos decisivos y la ola de críticas que recibe será el menor de los problemas que tendrá los Vaqueros de Dallas esta temporada, ya que el equipo de la Estrella Solitaria cuenta con una defensiva desarticulada que en este momento hace pensar que el equipo texano nuevamente quedará fuera de los playoffs.

Dallas luce como una escuadra con carencias en ambos lados del balón. En la ofensiva la línea sigue sin lucir sólida, esto, a pesar de que se reforzó con varios jugadores; mientras que la defensiva sufrió bajas importantes empezando por el que fue su jugador emblema por nueve temporadas: DeMarcus Ware.

La ofensiva terrestre será encabezada por DeMarco Murray, quien consiguió mil 121 yardas el año pasado; la posición de segundo corredor la ocupará el inexperto Lance Dunbar, que apenas suma 51 acarreos en su carrera.

El ataque aéreo será el punto fuerte de Dallas. Romo, quien regresa de una lesión que le privó de terminar la campaña pasada, tratar de superar sus tres mil 828 yardas y sus 31 envíos de anotación. Para ello estará apoyado, primero, del estelar ala cerrada, Jason Witten, quien sumó otra buena temporada al colocarse como el cuarto mejor jugador en su posición en la NFL, al conseguir 851 yardas y ocho recepciones de touchdown; otra de sus armas será el indisciplinado receptor Dez Bryant, quien tuvo una campaña que incluyó mil 233 yardas aéreas y 13 atrapadas de anotación.

La porosa línea ofensiva que va a proteger a Romo permitió 35 capturas el año pasado, por lo que el equipo eligió en la primera ronda del Draft al guardia Zack Martin.

La defensiva sufrió bajas sensibles para el inicio del 2014: los linebackers DeMarcus Ware y Sean Lee no jugarán esta campaña con Dallas, ya que el primero se convirtió en agente libre y se fue a Denver, mientras que el segundo se desgarró uno de sus ligamentos de la rodilla izquierda y se perderá la presente temporada.

Sumada a ambas bajas estará la del jugador de segundo año, DeVonte Holloman, quien anunció su retiro por una lesión en el cuello.

Por si fuera poco, el cuarto peor equipo en cuanto a yardas permitidas por la vía terrestre también perdió al ala defensiva Jason Hatcher, quien lideró al equipo en capturas (11) y se combinó para 42 tacleadas y provocó dos balones sueltos. Él se sumó a las i las de un rival divisional: los Pieles Rojas de Washington.

Además de las carencias defensivas, los Vaqueros también tendrán que batallar con el calendario, debido a que enfrentarán a los equipos del pelotón Oeste de la Conferencia Nacional, una división que está considerada como la de más talento en conjunto en la Liga y, por si fuera poco, también se medirá con dos equipos que estuvieron en playoffs la temporada pasada: Santos y Potros. ¿Podrán los Vaqueros luchar contra sus carencias y meterse a postemporada?