Triunfar es imperativo

Las aspiraciones de los Vaqueros y Potros son altas, pero ambos equipos necesitan ganar hoy si quieren salir avantes en sus luchas divisionales

Hasta hoy se sabrá si DeMarco Murray (29) participará en el partido
Hasta hoy se sabrá si DeMarco Murray (29) participará en el partido (AP)

Arlington, Texas

No es claro si el líder corredor de la NFL, De- Marco Murray, jugará hoy cuando los Vaqueros de Dallas busquen dar otro sólido paso a la postemporada al recibir en su l amante estadio a los Potros de Indianápolis.

Murray se sometió a cirugía el lunes y estuvo practicando el miércoles, aunque de forma limitada. Ya tiene mil 687 yardas y necesita 87 para romper el record del líder corredor de todos los tiempos, Emmitt Smith para una campaña con la franquicia de la Estrella Solitaria.

Si el corredor está sano, los Vaqueros aumentarán sus probabilidades de romper esa marca, aunque los tres partidos en los que lo dejaron por debajo de las 87, vinieron en los últimos seis encuentros. Pero como están las cosas, Murray simplemente estaría feliz si puede jugar hoy.

"Conforme llega el día notamos qué tan funcional está, si puede tomar el balón, bajo presión, todas esas cosas necesarias para que esté listo", dijo el coach Jason Garrett. Los Vaqueros tomaron posesión del primer lugar del Este de la Nacional luego del triunfo de 38-27 sobre Filadeli a. Tienen ventaja de dos partidos sobre las Águilas, luego de su derrota de ayer a manos de Washington.

Eso facilita la labor del equipo de Jerry Jones, ahora solo tienen que ganar uno de sus últimos dos para reclamar la división para amarrar playoffs. Pero es claro que les preocupa que Murray no esté en condiciones de jugar, después de todo ha sido su caballito de batalla toda la campaña.

Los Vaqueros tampoco tuvieron el miércoles a su tacle derecho Doug Free y al guardia derecho Zack Martin, que tiene lesiones de tobillo. Ninguno está descartado para el partido, aunque si están disminuidos podría herir una línea ofensiva que ha ayudado a los Vaqueros a acumular 146.6 yardas terrestres por partido, para clasificar terceros en la NFL.

"(Ellos son) la mejor línea ofensiva que hemos encarado a la fecha", dijo el coach de los Potros, Chuck Pagano.

La apuesta es también importante para Indianápolis (10-4), que amarró el Sur de la AFC al derrotar al segundo lugar, Houston, 17-10 el pasado domingo, para sumar su cuarta victoria en fila.

Los Potros están detrás de Nueva Inglaterra y Denver por solo un partido y necesitan ganar sus dos finales y que alguna de esas escuadras caiga en sus últimos desafíos para descansar en la primera ronda de postemporada.

Con todo eso en mente, hay muchas menciones de que Indy podría descansar jugadores lesionados hoy, tales como el veterano Reggie Wayne. Y el entrenador Pagano espera que T.Y. Hilton pueda alinear para el partido a pesar de su dolencia en el tendón de la corva. Hilton es cuarto en la NFL con su máximo total en yardas, 1,345, y tiene siete anotaciones a pases de Andrew Luck.

Luck encabeza a la NFL con 4 mil 492 yardas y 38 anotaciones al llegar a este desafío con Dallas.

Luck podría estar envidioso de no contar con Dez Bryant en su equipo. Bryant lidera la NFL con 13 recepciones de anotación luego de atrapar tres envíos anotadores de Tony Romo el pasado domingo. Romo es segundo en la NFL con un rating de pasador de 110.4 con 28 touchdowns por ocho intercepciones.

Los Vaqueros tienen registro de 3-4 en casa y esperan evitar su primer marcha de cuatro reveses consecutivos en su casa desde que dejaron ir sus primeros cuatro choques en 2010, la campaña en la que el coach Garrett tomó el control del grupo, luego de un inicio de 1-7. Dallas está 9-5 en esta serie y 5-2 en casa.