San Francisco, en una difícil reconstrucción

Los 49's sufrieron varias bajas, incluido el coach Jim Harbaugh; empieza una nueva era, con muchas dudas

Colin Kaepernick busca un receptor en la secundaria de Dallas
Colin Kaepernick busca un receptor en la secundaria de Dallas (Oliver Tapia )

CIUDAD DE MÉXICO

En cuatro meses, los 49’s de San Francisco perdieron al coach que los llevó a tres Juegos de Campeonato de la Nacional consecutivos, Jim Harbaugh, a su líder corredor histórico, Frank Gore, y a sus dos referentes a la defensiva, Patrick Willis y Justin Smith. El equipo de la Bahía, que recibirá el Super Bowl en febrero, pasó de ser aspirante al título a candidato al último lugar de la división.

El gerente general Trent Baalke tuvo una pretemporada complicada, tras sus problemas con el coach, Harbaugh regresó al futbol americano colegial, se retiraron Willis, Smith, Anthony Davis y Chris Borland, cortaron a Aldon Smith por problemas con la ley, y dejaron ir a Gore, a sus dos esquineros titulares e incluso al pateador de despeje.

Comienza la reconstrucción con Jim Tomsula, ex entrenador de línea defensiva como máximo responsable, y con el quarterback Colin Kaepernick como la cara de la franquicia. El quarterback, que tuvo 19 TD’s y 10 intercepciones la temporada anterior, trabajó con Kurt Warner para mejorar su movimiento dentro de la bolsa de protección, pero deberá justifi car su contrato millonario.

Para ayudarlo ya no tendrá a Gore, quien se fue a Indianápolis, y el nuevo caballito de batalla será Carlos Hyde, quien como novato tuvo promedio de cuatro yardas por acarreo; en la agencia libre llegó Reggie Bush, que será opción en pases cortos.

Sin embargo, el problema para los corredores será que la línea ofensiva, que llevó a los gambusinos a tener el cuarto mejor ataque por tierra en 2014 será reconstruida. El mejor en ese aspecto, Mike Iupati, se fue a Arizona, mientras que Davis se retiró. Erik Pears y Jordan Devey, recién llegados, estarán por derecha, y Marcus Martin en el centro, por el lado izquierdo siguen Alex Boone y el cuatro veces nominado al Pro Bowl, Joe Staley.

Los dos receptores que vencieron a San Francisco en el Super Bowl XLVII están ahora en el equipo, Torrey Smith llega para abrir la opción de trayectorias largas, mientras que Anquan Boldin es la mejor opción para Kaepernick, quien necesita volver a involucrar en la ofensiva al ala cerrada Vernon Davis que apenas tuvo 245 yardas en 2014.

Del otro lado del balón, los 49’s perdieron a su coordinador Vic Fangio, quien mantuvo a la defensiva entre las cinco mejores de la Liga en sus cuatro temporadas en el equipo.

Sin Ray McDonald ni Justin Smith, la línea estará conformada por Ian Williams, quien cumple por el centro, por Glenn Dorsey, que se recorrió a la derecha y por Tony Jerod-Eddie, que le ganó el puesto a Arik Armstead, primera selección del Draft.

En los apoyadores se fueron Williams, Borland y Aldon, y Ahmad Brooks está en problemas legales, con lo que las esperanzas se basan en la recuperación de NaVorro Bowman, quien se perdió la campaña anterior, pero es tres veces All-Pro (2011-2013).

Los safeties son tal vez lo mejor del equipo, con el veterano Antoine Bethea y Eric Reid, pero en las esquinas Tramaine Brock vuelve tras lesionarse en la Semana 1 del 2014, y Shareece Wright nunca se consolidó con San Diego.

Es complicado pensar que hace 18 meses este equipo disputó el boleto al Super Bowl; Tomsula, Kaepernick y Bowman buscarán no ser últimos en el Oeste de la Nacional.