Cincinnati: Sobre los hombros de Dalton

Tras tres campañas eliminados en primera ronda de playoffs, es momento de actuar para Bengalíes

Andy Dalton
Andy Dalton (AP )

CIUDAD DE MÉXICO

Es el turno de Andy Dalton: ¿puede o no llevar a los Bengalíes al siguiente nivel? Y Cincinnati, que bregó durante años por tener las riendas de la División viviendo a la sombra de Pittsburgh y Baltimore, al parecer piensa que Dalton es su hombre.

Le dieron extensión de contrato por 96 millones de dólares por seis años, más 12 millones tan solo por firmar. El jugador le ha dado gran salud al equipo en tres años, ha completado 80 touchdowns por solo 49 intercepciones, pero también ha lucido mal en las tres salidas en primera ronda consecutivas de su equipo.

Con AJ Green convirtiéndose en uno de los mejores receptores de la NFL luego de completar una campaña de 1,426 yardas y 11 TD's, las marcas estarán sobre él este año.

Los Bengalíes están soportados por un gran ataque terrestre con BenJarvus Green-Ellis y en esta campaña usarán más a Giovani Bernard, que además se reveló como un gran receptor luego de completar 56 recepciones en 2013.

Es el balance el responsable de la mejoría de Cincinnati, que está en un auténtico pozo de tiburones en el Norte de la Americana. A la defensiva les pesará la salida de Michael Johnson (firmado por Tampa Bay) y sus 3.5 capturas de mariscal el año pasado.

Si uno de sus otros jugadores de la línea no toma su rol, la defensiva de los de Cincinnati va a sufrir. Cortaron también a James Harrison, que aunque había disminuido su aportación, era un titular que dotaba de identidad a la línea defensiva.

En el Draft tomaron a Darqueze Dennard, un esquinero que promete aliviar los problemas esperados tras la salida de Johnson. Aun así se espera que la defensiva repita como una de las mejores de la Liga y con las mejoras que hizo la organización para darle armas a Dalton, parece que la asistencia a postemporadaes inminente.

Su problema para muchos comienza cuando lleguen a esa instancia, ya que no han ganado un partido en 24 años. Los Bengalíes tendrán que mantener una sólida actuación en su Paul Brown Stadium como el año pasado en que ganaron los ocho en su aforo antes de esa decepcionante derrota en playoffs ante su público.

Y nuevamente dependende Dalton, quien en los tres juegos de postemporada a los que ha llevado al equipo de Mike Brown, solo tiene un pase de anotación y seis intercepciones.

Es donde es importante que los de Cincinnati demuestren que su buena salud no es solo un espejismo. El año pasado la afición del conjunto estaba segura de que romperían la maldición de playoffs con uno de los equipos más balanceados, espectaculares y bien entrenados de todo 2014, y que por fin tenían todo para avanzar al segundo partido en enero.

Eso fue antes de que su equipo se desfondara con Dalton encabezando la caída en picada; su responsabilidad es frenar esa tendencia este año.