Osos de Chicago, ni para atrás ni para adelante

Mientras Green Bay, Detroit y Minnesota pelearán la división, Chicago vivirá otra temporada en el anonimato


Jay Cutler y Matt Forte, esperan tener un buen año para los Bears
Jay Cutler y Matt Forte, esperan tener un buen año para los Bears (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO

Entre que la línea ofensiva es una coladera y que su mariscal de campo seguirá siendo mediocre y conformista, los Osos de Chicago no tienen rumbo, no se les ve un verdadero objetivo ni una meta, y con rivales divisionales que presentan otra pinta, su temporada pasará otra vez desapercibida.

El entrenador en jefe John Fox llega para darle vidaa un equipo que perdió el Super Bowl de la temporada 2006 y que estuvo a un triunfo de regresar a ese juego en el 2010, pero que simplemente no tiene corazón. Jay Cutler es en gran parte culpable de esto.

Denver solo lo aguantó tres años y encontró a un iluso equipo de Chicago que pensó que Cutler era un quarterback NFL, pero tras seis campañas parece que todos se han dado cuenta (menos ellos) de que no tiene liderazgo y que con él al frente, no hay futuro. Cierto, dos de sus últimas cinco campañas han sido ganadoras y otras dos 8-8, algo que se debe a que Cutler no está solo y el resto sí tiene calidad. El corredor Matt Forte y la defensiva han sido los cimientos del equipo que no han dejado que el edifi cio colapse.

La línea ofensiva aceptó 11 capturas más que en 2013 (pasaron de 30 a 41) y eso, más el desinterés de Cutler por ser el líder del conjunto, solo les permitió triunfar cinco veces, ganando solo dos veces en casa y con 1-5 frente a rivales del pelotón norteño.

El balance entre puntos permitidos y anotados fue el tercero peor de la NFC: -123 (319 tantos logrados contra 442).

Se fue Brandon Marshall (algo positivo para el equipo) y el cuerpo de receptores tiene la calidad para dar pelea (si Cutler quiere), con Martellus Bennett y Eddie Royal, así como Forte. Este último merece ser el jugador que más jerseys venda del equipo porque promete correr para más de mil yardas y conseguir 10 anotaciones, divididas por tierra y aire. Nombres para hacer algo tienen, ganas para hacerlo, esa es la duda.

Volteando al otro lado del campo la cosa no fue positiva con los 27 puntos por encuentro que permitieron en promedio. De hecho, en nueve de sus 11 derrotas les hicieron 27 o más unidades. Esa fue una de las preocupaciones de Fox y su staff , que para empezar, ha cambiado a una defensiva 3-4.

Su mejor defensivo fue Jay Ratliff , quien se adapta bien a este esquema, y tendrá de nuevos compañeros a Pernell McPhee, Lamarr Houston y Jared Allen, el primero fue suplente en Baltimore, el segundo viene de sufrir una lesión y Allen llega con 33 años de edad. Hay incógnitas en todos ellos, pero se les debe dar el beneficio de la duda.

En la secundaria acaban de cortar a Tim Jennings, así que será una de sus áreas débiles, no así los safeties, donde tendrán al recién llegado Antrel Rolle y Brock Vereen, junto con Adrian Amos.

Empezar la temporada frente a Green Bay, Arizona y Seattle los va a dejar vapuleados (y seguramente con marca negativa) y después de enfrentar a Oakland, vienen cuatro visitas en cinco juegos. Vivirán pesadillas una tras otra semana y el sótano es suyo, Empacadores, Leones y Vikingos estarán muy lejos de ellos.