Cardenales de Arizona: Preparados para competir

Arizona tiene equipo para llegar a playoffs, pero será de comodín, porque no superarán a Seattle ni a 49ers

Carson Palmer
Carson Palmer (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

Los Cardenales de Arizona comenzaron su proceso de reconstrucción el año pasado, con Bruce Arians como coach, después de que realizara un buen trabajo como interino en los Potros de Indianápolis.

La fórmula dio resultados y aunque el equipo comenzó con marca de 3-4, cerró 7-2 la temporada, concluyó con foja de 10-6 y solo porque Seattle y San Francisco están en su división no avanzó a playoffs.

Para esta temporada el objetivo sigue siendo el mismo, ir a la postemporada, aunque el problema también se mantiene, con Halcones Marinos y 49ers como sus rivales; además, el conjunto sufrió bajas a la defensiva y el ataque deberá llevarlos a victorias en la división y contra adversarios como Denver, San Diego, Filadelfia y Detroit.

La primera decisión importante que tomó Arians fue llevar como quarterback a Carson Palmer, procedente de Oakland. El pasador le dio al equipo la estabilidad que buscaba desde el retiro de Kurt Warner, bajo su control el ataque promedió 27.3 puntos, aunque la duda es si puede dar un paso adelante y marcar diferencia.

Para hacerlo tendrá buena compañía porque su cuerpo de receptores es temible. Larry Fitzgerald es uno de los mejores en la Liga y espera volvera su mejor forma tras un año discreto, mientras que Michael Floyd debe explotar esta campaña en la que aspira al Pro Bowl.

Por si fuera poco, el novato John Brown ha impresionado en pretemporada y llegó Ted Ginn Jr. para dar velocidad. La clave para el gran cierre de campaña el año anterior fue la aparición del corredor Andre Ellington, quien le quitó el puesto a Rashard Mendenhall, que ya ni siquiera está en el equipo, su papel crecerá esta temporada y deberá ayudar a Palmer a quitarle el peso de la ofensiva.

Arians también se preocupó porque su pasador no sea capturado y firmó a Jared Veldheer como tacle, además de recuperar a Jonathan Cooper, quien se perdió su año de novato por una lesión.

La defensiva fue el bastión del equipo en 2013 y estuvo a la altura de las de sus rivales divisionales, pero esto puede cambiar para la nueva temporada debido a las bajas.

Calais Campbell y John Abraham serán los encargados de perseguir al quarterback rival, mientras que Dan Williams se encargará de sellar los huecos por tierra.

El problema llega con los apoyadores, Karlos Dansby, su estrella se marchó a Cleveland, mientras que el All Pro Daryl Washington estará suspendido todo el año; por si fuera poco, Darnell Dockett se lesionó y tampoco jugará en 2014; llegó el veterano Larry Foote, pero el grupo será menos dominante.

La secundaria la encabeza Patrick Peterson, uno de los mejores esquineros de la NFL y que nulifica al receptor estrella del equipo contrario, lo acompañará Antonio Cromartie, gran opción para ir por el segundo ala abierta.

La aspiración son los playoffs, pero deben superar a Seattle y San Francisco.