Histórica embestida de los Bills

Buffalo dio la sorpresa de la jornada al 'congelar' a los Empacadores y lograr, por primera vez en una década, ocho triunfos

Bryce Brown salta sobre Tramon Williams
Bryce Brown salta sobre Tramon Williams (Reuters)

Ciudad de México

Los Bills se basaron en su poderosa defensiva de élite para llegar a ocho victorias por primera vez en 10 años al detener una de las mejores ofensivas de la Liga: la de Green Bay, y así, vencerlos 21-13.

La defensiva de Buffalo continúa demostrando su talento. Encabezados por Jim Schwartz, su coordinador, presionaron todo el día a Rodgers, lo dejaron sin anotaciones y le cortaron una racha de cinco partidos sin intercepción, al 'quitarle' dos balones.

La ofensiva de los Bills es todo lo contrario, pues no tiene potencial para compararse a su contraparte; aún con eso, lograron el impresionante triunfo.

Fue Marcus Thigpen con regreso de patada de despeje de 75 yardas quien puso la única anotación de los Bills. Mientras que el pateador Dan Carpenter se lució con cuatro goles de campo para aumentar la ventaja.

Eddie Lacy respondió por la ofensiva de Green Bay. Corrió para 97 yardas y la única anotación de los Empacadores.

El duelo había sido cerrado ante la inoperancia ofensiva de los Bills. De hecho, a pesar de su dominio defensivo, Buffalo entró al último período con ventaja de sólo seis puntos, misma que mantuvo hasta los últimos dos minutos.

Green Bay tuvo la oportunidad de ganar iniciando una serie ofensiva desde su zona de anotación, pero Mario Williams terminó con sus esperanzas al detener a Lacy en las diagonales y crear el safety que les dio el triunfo, por 21-13.

Con la victoria, los Bills (8-6) mantienen sus opciones de clasificar; mientras Green Bay cayó a 10-4 y pone en riesgo la cima de la NFC Norte y de la Conferencia Nacional.