Migrante poblano creó el trofeo Walter Peyton

Edgar Zacarías, originario de San Matías Cocoyotla y actualmente vive en Nueva York, indicó que jamás pasó por su mente realizar un trabajo para el Súper Tazón NFL

Edgar Zacarías con el trofeo Walter Peyton
Edgar Zacarías con el trofeo Walter Peyton (Edgar González)

Puebla

Para el originario de San Matías Cocoyotla, Edgar Zacarías Nolasco, la idea de formar parte de la historia de la NFL jamás cruzó su mente, mucho menos por su condición de migrante en Nueva York, donde actualmente radica, sin embargo el destino y su habilidad con el manejo del bronce lo hicieron partícipe, al ser él quien elaboró el trofeo "Walter Peyton" al Hombre del Año, que el pasado fin de semana fue entregado en vísperas del Súper Tazón 50.

"Fue algo increíble porque jamás pensé yo algún día trabajar para la NFL o hacer un trabajo para la NFL, en un evento que es visto a nivel mundial, me siento muy bien, soy ilegal y aparte siempre nos critican a nosotros los ilegales como los que hacemos el trabajo que la gente americana no lo quiere hacer, pero no es verdad, muchos estamos haciendo trabajos realmente espectaculares, y mira, me va muy bien".

En plática con Milenio Puebla desde la ciudad de los rascacielos, Edgar recordó que son ya más de diez años los que tiene de haber abandonado su país en busca del llamado "sueño americano", lo que en la actualidad le ha permitido desempeñarse en una de las empresas de mayor prestigio en los Estados Unidos como lo es "The House Sculpture", de donde surgió esta importante tarea.

"Mi empresa se dedica a hacer todo tipo de esculturas, ya sea que ellos encarguen o manden las esculturas, nosotros hacemos el molde y de ahí hacemos muchas réplicas, tengo trabajando en esta empresa apenas un año, el encargo fue para el final de la NFL, yo me encargo de hacer piezas en bronce, entonces nos encargaron hacer el trofeo que se lo dan a esa empresa cada año".

Si bien el molde no varía con respecto a los que cada año se entregan, la creación de la réplica demandó lo mejor de Zacarías Nolasco, cuestión que disfrutó en todo momento hasta ver terminada la figura, lo que le representa un gran logro en lo personal, pues pocos saben que la presea salió de sus manos.

"Sí es un proceso muy difícil, pues a pesar de que se tiene el molde, primero se tiene que hacer en cera, para obtener un molde y hacer la réplica en bronce, hay piezas que se tienen que soldar a la figura como es el casco, la capa, dejar todo sólido, a pesar de que se suelda, debe parecer una pieza única".

En las estaciones del metro de la "Gran Manzana" también se pueden observar algunas de las obras.