Aaron Hernández mató a 2 por trivialidad: Fiscal

El ex jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra enfrenta un proceso por el supuesto asesinato intencional de dos personas en 2012

Aaron Hernández, acusado de homicidio
Aaron Hernández, acusado de homicidio (Ap)

Suffolk, Nueva York

Luego que un desconocido le había derramado accidentalmente una bebida en un club nocturno de Boston, el ex jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Aaron Hernández, se decidió a seguirlo y abrió fuego contra su automóvil, en un ataque que mató a esa persona y a un acompañante, afirmaron los fiscales.

"Creo que le di uno en la cabeza y otro en el pecho", habría dicho Hernández a un amigo mientras ambos huían del lugar del ataque, en una camioneta deportiva, dijeron los fiscales a la corte durante la audiencia, en que se notificaron los cargos al ex Tight end de la NFL.

Hernández, acusado de matar a otro hombre el año pasado, se declaró inocente en la jornada de siete cargos, incluidos dos de homicidio intencional, por el tiroteo de 2012, en el que murieron Daniel de Abreu y Safiro Furtado. Un tercer hombre resultó herido.

En los meses previos a esas muertes, Hernández se mostró convencido de que muchas personas "trataban de desafiarlo y de faltarle al respeto cuando frecuentaba los clubes nocturnos de la zona", afirmó el primer vicefiscal de distrito del condado de Suffolk, Patrick Haggan.

La noche en que murieron De Abreu y Furtado, Hernández y un amigo viajaron en la camioneta de Connecticut a Boston, a fin de visitar un club llamado Cure, dijo Haggan. Ambos estaban parados en la pista de baile cuando De Abreu chocó accidentalmente con Hernández, le sonrió y no se disculpó, de acuerdo con los fiscales.

Haggan dijo que De Abreu y sus amigos, aparentemente, no reconocieron al ex jugador de futbol americano, y no tenían idea de que se había disgustado por el incidente, pero Hernández se alteró cada vez más y le dijo a su amigo que De Abreu lo había golpeado intencionalmente para "desafiarlo", afirmó el fiscal.

Los videos de circuito cerrado, afuera del club, muestran que Hernández dio algunos pasos adelante y atrás, en la acera, mientras su amigo trataba de serenarlo, dijo Haggan; luego, Hernández y su acompañante cruzaron la calle hacia el lugar donde estaba otro club nocturno, al considerar que De Abreu y sus amigos habían entrado.

De acuerdo con el vicefiscal, Hernández dijo entonces que mucha gente "lo elegía para faltarle al respeto". De hecho, De Abreu y sus amigos no habían salido del club donde ocurrió el incidente con la bebida.

Más tarde, Hernández y su amigo recorrieron la zona en la camioneta, hasta que vieron a De Abreu, Furtado y otros, quienes se marchaban en un vehículo, según Haggan. El entonces astro de los 'Pats' les cerró el paso con su camioneta ante un semáforo.

"En este momento, las víctimas desconocían en absoluto que el acusado tenía un problema con ellos", dijo Hagan.

Hernández se acercó al lado del conductor y le dijo: "Oye, tú, ¿qué pasa ahora?". Acto seguido, de acuerdo con el vicefiscal, el jugador profirió un insulto racista y disparó al menos en cinco ocasiones hacia el vehículo.

Murieron De Abreu y Furtado, y resultó herido un hombre que iba en el asiento posterior.

El abogado de Hernández, Charles Rankin, objetó los argumentos, y dijo que el relato era un intento por manipular al jurado. El magistrado Gary Wilson rechazó la objeción.

Hernández, de 24 años, fue dado de baja por los Patriotas el año pasado, después de que se le acusó por la muerte de Odin Lloyd, jugador profesional de futbol americano en una liga menor. El cadáver de Lloyd, asesinado el 17 de junio, apareció en una zona industrial cerca de la casa de Hernández, en North Attleborough.