La única novedad es Kelly

Los 49’s de San Francisco vivirán otra reconstrucción, sin nuevos jugadores, solo el ex coach de Filadelfia

Colin Kaepernick
Colin Kaepernick (AP)

Ciudad de México

L os 49’s de San Francisco pasaron de una marca de 12-4 y el Juego de Campeonato de la Nacional en 2013, a un 5-11 y la ofensiva 31, de 32, en 2015.

En esos dos años, los gambusinos perdieron la mayor parte de su talento, dejaron ir al coach Jim Harbaugh y el plan de Jim Tomsula como entrenador, fracasó.

A pesar de tener varios millones en el tope salarial, los californianos solo agregaron una pieza importante, el nuevo entrenador en jefe, Chip Kelly, despedido en Filadelfia una semana antes del fi n de la campaña anterior.

El coach implantará su idea de ataque veloz, con jugadas en serie y trabajo extra para la defensiva, en un equipo con pocos nombres.

 Las dudas inician desde el quarterback. Blaine Gabbert fue nombrado titular para este 2016, después de tomar el control de la ofensiva en la Semana 9 del año pasado y conseguir tres de las cinco victorias del equipo.

Con buen brazo y capacidad para correr, puede adaptarse a las ideas de Kelly, aunque en la banca tendrá la presión de Colin Kaepernick, quien llevó a esta franquicia al Super Bowl, pero en los últimos tiempos ha estado lejos de ese nivel.

La ofensiva up-tempo de Kelly necesita un corredor como Carlos Hyde, quien arrancó el 2015 con 168 yardas ante Minnesota, el problema es que ése es su único juego de más de 100 en dos años en la Liga y apenas disputó siete partidos la campaña anterior.

Gabbert tampoco tendrá demasiados blancos. La gerencia dejó ir al líder receptor del equipo la temporada pasada, Anquan Boldin, y la opción más confi able es Torrey Smith, quien apenas tuvo 33 atrapadas; el resto son jóvenes que tendrán que lucir.

La línea, que permitió 53 capturas el año anterior, perdió a Alex Boone en la agencia libre, y sumó a Zane Beadles como guardia del lado ciego, además de Joshua Garrett, selección 28 del Draft, aunque el más confiable es Joe Staley, nominado al Pro Bowl.

La defensiva estará en el campo más tiempo del necesario, y no parece una buena noticia, ya que fue la 29 total en la NFL.

Entre los frontales se espera que Arik Armstead explote el potencial que lo llevó a ser la selección de primera ronda de los 49’s en 2015, al reencontrarse con su compañero en la Universidad de Oregon, DeForest Buckner.

Ambos deberán mejorar las 28 capturas que tuvo el equipo el año anterior, y necesitan la colaboración de los apoyadores externos, Aaron Lynch, suspendido cuatro juegos, y Ahmad Brooks.

El referente es NaVorro Bowman, quien terminó como líder en tacleadas de la Liga en 2015, y fue nombrado All-Pro en su campaña de regreso, tras una dura lesión que lo dejó fuera en 2014.

La secundaria plantea más dudas. Con apenas nueve intercepciones en 2015, tampoco hubo novedades en esa área, aunque los safeties son de calidad, con el veterano Antoine Bethea y Eric Reid.

El problema para los 49’s este año es saber si la fórmula de Kelly funcionará con estas piezas.