Russell Wilson, el arma secreta de los Halcones Marinos

El "chico maravilla" de Seattle, podría marcar diferencia en el Súper Tazón, lo respaldan una joven y brillante trayectoria en el emparrillado

Russell Wilson, quarterback de los Seahawks, tuvo un buen día que incluyó más de 300 yardas por aire
Russell Wilson (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO

Russell Wilson, el quarterback, y emblema de los Seattle Seahawks, se ha convertido en uno de los talentos más sobresalientes de la NFL, a pesar de su corta carrera en el mundo del emparrillado.

El camino que ha comenzado a forjarse al máximo nivel, ha estado plagado de alegrías y satisfacciones, ya que dos veces logró ser campeón de la NFC en tan solo tres temporadas, pero lo más destacado, es el título de la NFL que ya aparece en su historial.

Wilson se ha caracterizado por ser un jugador que sabe valorar el talento que posee, lo cual lo ha llevado a ser tan exitoso.

En su etapa como colegial, encaminó a su equipo a disputar el Tazón Universitario, "Birmingham Bowl", antes llamado: "PapaJohns.com Bowl", esto al desfilar en la NC State, duelo que terminaría en una derrota de 29-23, atribuido a una lesión de Russell, quien no pudo continuar en el partido.

Fue catalogado como el primer quarterback novato en llegar al equipo de la conferencia ACC, lanzando para menos de 2 mil yardas, una intercepción, y 17 pases de touchdown.

Con el Wilfpack jugó su tercer temporada, en donde obtuvo el "Champs Sports Bowl", después de la temporada se graduó, e hizo méritos para probar con los Rockies de Colorado, posteriormente, no recibiría ningún llamado para estar en el Training Camp de la NFL, con lo que se le otorgó un permiso por parte de la NC State, esto para que pudiera jugar un año más en el emparrillado colegial.

El joven sensación de Seattle, repartió juego en la Universidad de Wisconsin, y aunque lo hizo por poco tiempo, supo ganarse la admiración de propios y extraños durante aquella etapa; aspiró por el trofeo Heisman, disputó, y perdió el Rose Bowl, pero las estadísticas individuales hablaron por si solas.

Russell consiguió batir la marca universitaria de tres pases de touchdown durante aquella campaña, en la FBS, registró una efectividad de 191.5, hecho que le valió para ingresar al draft 2012 de la NFL.

Finalmente, los Seattle Seahawks prácticamente integraron a sus filas, a un diamante en bruto que solo necesitaba pulirse, y ahora, ese brillo podrá ser observado en el Súper Tazón, cabe señalar que Russell Wilson está rodeado de uno de los mejores blindajes de la NFL en la actualidad.

Probablemente, después del Súper Bowl, el flamante quarterback se convierta en uno de los jugadores mejor pagados de la NFL, esto debido a que su contrato como "novato", es casi un hecho, que ha llegado a su fin.