Batalla por tierra

Seattle y Patriotas llegan al Super Bowl con Marshawn Lynch y LeGarrette Blount, dos sólidos corredores que pueden definir el juego para su lado; aunque a esta fiesta se une Russell Wilson, el mejor quarterback cuando se trata de escaparse

Marshawn Lynch y  LeGarrette Blount
Marshawn Lynch y LeGarrette Blount (La Afición )

ARIZONA, Estados Unidos

Tener el balón es el camino para ganar un juego y también lo es para el Super Bowl.

"Una de las primeras cosas que me enseñaron es que si no tienes el balón, no puedes ganar", esta es una de las prioridades de LeGarrette Blount, corredor de los Patriotas, y es uno de los objetivos que buscan alcanzar los dos protagonistas del Supertazón el domingo para llevarse el título de la NFL.

Una de las mejores vías para tener el balón es establecer el ataque terrestre, área en la que ambos están perfectamente cubiertos: los Patriotas tienen a LeGarrette Blount y los Halcones Marinos cuentan con Marshawn Lynchy, por si fuera poco, con Russell Wilson.

Blount se convirtió en una de las adhesiones más importantes del equipo luego de que fuera cortado por Pittsburgh esta misma temporada.

Aunque no logró número espectaculares en sus cinco partidos con los Patriotas (281 yardas ytres anotaciones), le dio al ataque una válvula de escape en la cual confiar, y eso se vio en la Final de la AFC, donde registró 148 Seattle y Patriotas llegan al Super Bowl con Marshawn Lynch LeGarrette Blount, dos sólidos corredores que pueden definrir del juego para su lado; aunque a esta fiesta se une Russell Wilson, el mejor quarterback cuando se trata de escaparse yardas con tres touchdowns.

"Simplemente por el factor de que confiaron en mí para llevar el balón tantas veces y quisieron poner el juego en mis manos, eso significa mucho. Es emocionante ser parte de algo tan especialy de las razones por las cuales logramos llegar a este duelo", explicó LeGarrette, quien no quiere ver como una amenazaa la defensiva de los Halcones Marinos, la tercera que menos yardas por tierra permitió en el año con 81.5 por partido.

"No me importa el sitio que tenga la defensiva rival, solo sé que es lo suficientemente buena para estar aquí, pero no son inmortales, ni invencibles, también se les puede ganar".

En la temporada, contando los dos choques de playoffs, en ocho ocasiones los Halcones Marinos permitieron más de 100 yardas al ataque rival, quedando con marca de 4-4 en esos duelos.

"El que logre establecer el ataque por tierra es el que tendrá el dominio. Ambos lo hacen muy bien, saben desarrollar el ataque sólidamente y eso no es fácil. Uno de los puntos claves para lograrlo es el saber a largar las jugadas, no dejar de empujar, de moverse y que tus compañeros te ayuden siguiendo los bloqueos", analizó Michael Robinson, quien jugara cuatro campañas con Seattle hasta retirarse el año pasado, luego de ganar el título.

Pero si la defensiva de Seattle buscará anular el arma terrestre de los Pats, Nueva Inglaterra tiene una tarea más complicada, ya que no solo intentará frenar a Lynch, cuarto mejor corredor de la Liga con 1,306 yardas, y el líder en los playoffs con 216 yardas, sino que enfrente tendrá al líder corredor entre los quarterbacks.

"El reto que representa es grande, porque no solo sabe lanzar, sino que corre muy bien. Eso nos obliga a estar muy atentos a dónde está y a no ser demasiado agresivos si vamos a atacarlo, porque podemos dejarle muchos espacios que va a aprovechar, aunque tampoco se trata de quedarse parado y ver loque hace", explicó el linebacker Rob Ninkovich.

Cuando Wilson no encontró a algún receptor libre, apostó a su habilidad atlética para salir de la bolsa de protección y correr, lo que lo llevó a terminar con 849 yardas totales en 118 acarreos, y le permitió terminar con 7.2 yardas por corrida, el mejor promedio en toda la NFL.

Por si eso fuera poco, gracias a sus piernas logró 45 primeros y diez.