Sin temor a la exigencia

Renato Ibarra, nuevo refuerzo del América, llegó a la Ciudad de México con objetivos fijos de cara su actuación en el Apertura 2016

Renato Ibarra posa con la playera del América tras llegar a la Ciudad de México
Renato Ibarra posa con la playera del América tras llegar a la Ciudad de México (Iván López )

Ciudad de Mexico

América suma uno de sus refuerzos, anoche llegó a la capital del país el mediocampista ecuatoriano Renato Ibarra, quien proviene del Vitesse de Holanda, el jugador que se espera desequilibres desde la banda derecha y genere juego para el conjunto azulcrema.

Ibarra sabe a dónde llega, la exigencia que demanda América y la obligación de ser protagonista y más en el semestre que el club celebrará su Centenario.
"La verdad estoy muy contento y feliz de poder llegar a este club tan grande que representa mucho para México. Espero poder conseguir títulos con este equipo", dijo al pisar suelo mexicano.

Seguro de sus capacidades, Ibarra apuntó que no le asusta el reto de venir a México y tener que entregar buenas cuentas de inmediato. "Para nada (pesa la exigencia) estoy muy orgulloso de llegar al América y voy a trabajar al cien por ciento para ganarme un puesto. Es un equipo muy exigente, siempre trae muy buenos jugadores para poder alzar títulos y es un equipo que siempre está peleando arriba, esperamos que podamos conseguir esos títulos que toda la afición anhela", comentó.

Se espera mucho de Renato, el ecuatoriano tendrá este lunes su primer contacto con sus nuevos compañeros, por la mañana tendrá la inspección médica de rigor y después se integrará a los trabajos de pretemporada en el CAR que el club tendrá esta semana.

"Vengo a hacer las cosas bien, a trabajar de la mejor manera y a ganarme un puesto humildemente. Como jugador he crecido muchísimo en el futbol ecuatoriano y en el club Deportivo Nacional, después tuve la oportunidad de emigrar al futbol holandés, en el Vitesse donde pude madurar como futbolista, ahora se me da esta oportunidad que voy a aprovechar al máximo".

Se definió como "un jugador rápido, me gusta mucho el uno contra uno, juego por la derecha y soy un jugador muy rápido". América empieza a tomar forma, de sus refuerzos el único que falta es el paraguayo Bruno Valdez.