Silvio Romero apunta a los Clásicos

El delantero azulcrema espera mantener su buen momento futbolístico en los juegos contra Cruz Azul y Chivas, que pueden enfilar a América hacia la liguilla

Ciudad de México

Silvio Romero parece que ha entrado en racha, el delantero de América llega a los clásicos contra Cruz Azul y Chivas con la puntería afinada, marcó en el último juego de Liga ante Toluca, y el fin de semana también se hizo presente en el amistoso contra Atlas. Con dos partidos cruciales para las Águilas en los próximos días, el Chino vive un estado de forma anímico y futbolístico ideal, por lo que espera alargar el mismo y ser un tipo decisivo para el americanismo en estos duelos.

Silvio admite que no es fácil ser el 9 de América, porque el centro delantero de las Águilas está en el punto de mira de la prensa y de los aficionados, un error se magnifica y un acierto se toma como algo rutinario. La playera azulcrema curte, al tiempo que da prestigio o te manda al ostracismo.

El torneo no ha sido fácil para el Chino, quien tuvo que mostrar su capacidad de resistencia y sobreponerse a aquella falla que tuvo en el juego contra Pumas de la Jornada 3, cuando erró un penal a lo Panenka. Aguantó la crítica, se refugió en la familia y no perdió la fe en sus capacidades.

Silvio habla de cómo va la campaña para él en la que ha marcado tres goles y ha dado dos asistencias. Dice que ser el 9 de América no es duro sino algo "lindo", porque "estoy en el mejor club y pertenecer a esta institución es muy importante, obviamente hay una exigencia más alta que en el resto de equipos por el ser club más grande del país".

Y añade: "En América hay mucha repercusión tanto de lo bueno como de lo malo, hay que estar preparado para eso. Aquello fue un momento difícil, me tocó fallarlo, pero sentí el apoyo de mis compañeros, de Miguel (Herrera) y de todo el cuerpo técnico y eso me hizo salir adelante. Uno apela a la confianza que se tiene para hacerte fuerte en los momentos adversos. Estamos muy contentos en la institución, en el grupo que formamos y la confianza que me dan y aquí estamos para dar batalla", apuntó.

Además, el Chino habla de otras funciones que le ha tocado hacer con la llegada de Miguel Herrera, trabajo que el mismo Piojo ha resaltado más allá del acierto y error que pueda tener en el remate. "Sobre todo, este torneo me tocó jugar en otra posición, llegando desde atrás, haciéndome partícipe de la tenencia del balón, se han hecho grandes partidos, el primer tiempo del juego contra Atlas recuerdo que el equipo se vio muy bien, contra Pachuca no me tocó convertir, pero fui partícipe de que el equipo hiciera una buena tarea y esa noche fue buena en líneas generales de todo el equipo y estar en ese once también es un mérito", destacó.

BUEN RECUERDO

Mañana, América vuelve a meterse al estadio Azul, un rival para validar sensaciones, el juego contra Cruz Azul supone una prueba para que América muestre su talla. Y Silvio sabe bien de qué van estos partidos, hace poco más de un año fue el verdugo del cuadro celeste, en una de las remontadas más épicas en los últimos torneos.

El sábado 10 de septiembre de 2016, en el estadio Azul, América se fue al vestidor perdiendo por 3-0 al medio tiempo. Pero en el segundo vino una reacción bravía de las Águilas que le dieron la vuelta al marcador, el triunfo fue para los de Coapa con un gol del Chino de último minuto.

Romero recuerda a la perfección ese partido en el que se puso el traje de héroe. "Fue un partido que me deja un gran recuerdo esa remontada, por ahí de manera épica después de ir perdiendo 3-0 en cancha de ellos y darle la vuelta me deja un grato sabor de boca", pero matiza que las cosas han cambiado y que La Máquina es un equipo que muestra una fisonomía futbolítisca completamente diferente: "Cruz Azul no es el mismo, ha demostrado solidez en lo que va del torneo, ha perdido muy poco, ha levantado su nivel y va a ser un rival de mucho cuidado por la calidad de jugadores que tiene". Y señala que marcar en un compromiso como éstos. "Es algo indescriptible, muy difícil de decir con palabras la sensación que te da convertir en un clásico".

Pero Romero advierte que no solo es el juego de Liga contra Cruz Azul en el que tendrán que estar a la altura, también el Clásico Nacional contra Chivas y de nuevo ante La Máquina en la Copa. "Vienen semanas importantes y decisivas, hay que estar preparado para eso, sabemos la intensidad con la que se juegan los clásicos y tenemos la posibilidad de jugar tres clásicos seguidos y hay que tratar de sacar provecho de eso".