Turno para el Chino Romero en América

El argentino se alista para cubrir la ausencia de Oribe Peralta; Silvio afi rma que no le intimida vestir el '9' y buscará demostrar que tiene los galones para el puesto

Turno para Silvio Romero
Turno para Silvio Romero (Imago7)

Ciudad de México

Silvio Romero es directo, no le teme al reto de portar el número 9 de las Águilas, se siente capaz de llevar una camiseta destinada a los goleadores, el artillero argentino está listo para asumir dicha responsabilidad, considera que tiene los galones para llevar dicho número, uno que pone al jugador en el punto de mira, uno que siempre demanda goles por la afi ción y por la prensa, más en un equipo como América, que siempre te coloca en la agenda de lo bueno y lo malo; más cuando llegas en calidad de refuerzo y más cuando este semestre se celebrará el Centenario de las Águilas. Los títulos se ganan con goles y el Chino aterrizó en Coapa para marcarlos. "No me va a pesar, esperemos que no", dijo antes del arranque de la Liga.

"Es un jugador que seguramente hará muchos goles y pondrá muchas asistencias en los torneos que jugaremos", dijo Ricardo Peláez el día que el presidente deportivo le entregó la playera azulcrema. "Agradecido por esta nueva oportunidad y con las mejores expectativas, sé que llego a un club que te exige día a día", comentó Romero tras recibir su nueva camiseta. Ignacio Ambriz también analizó su llegada:

"Es un chico que tiene gol, hay que exprimirlo de la mejor manera y que se adapte a los jugadores que tiene alrededor, pero estamos muy ilusionados de que nos venga a aportar esa cuota goleadora que tiene".

El primer partido ofi cial como americanista fue un debut de ensueño para Romero, entró en el arranque del segundo tiempo contra Jaguares, casi de inmediato tuvo un remate con la cabeza que echó por un costado, pero se sobrepuso y sobre el final del juego tomó una pelota que golpeó con la pierna derecha... presentó credenciales con un gol de buena manufactura.

El Chino no dudó ni un ápice en celebrarlo, esa anotación tenía doble valía, certifi caba la victoria de las Águilas en su presentación y servía como un inicio idílico de Romero con su nuevo equipo y más por el valor emocional que representa para los argentinos anotar en el Azteca.

"Es un estadio que tiene mucha historia, con muchos recuerdos, aquí jugó el más grande de la historia (Diego Maradona), tuve una ocasión que erré... me tranquilice cuando nos pusimos en ventaja y después el cierre fue muy bueno, me quedó otra pelota y traté de acomodarla. Era la idea, sumar los tres puntos en el arranque del torneo; los goles siempre son de mucha alegría, más si sirven para ganar. Uno siempre quiere aportar con asistencias o goles, así que arrancamos bien y esperemos seguir de esta manera", dijo tras haberse estrenado como americanista.

MOMENTO DE DESPEGAR

Ahora que se ha marchado Oribe con la selección olímpica llega el momento para que Silvio asuma protagonismo, deberá demostrar con goles, pero sobre todo con un rendimiento que benefi cie al equipo, que está a la altura del escudo.

Puede hacerlo, porque Romero es un especialista, conoce los secretos de la posición, se mueve bien a la espalda de los marcadores, sabe asociarse con sus compañeros, arrastra la pelota y aguanta la presión de los defensas rivales, no huye al cuerpo a cuerpo.

Además, colabora en las tareas defensivas, porque sabe que hoy es prioridad que un atacante intervenga en ellas para fortalecer el bloque. Este es el cuarto torneo de Silvio en el futbol mexicano, hasta ahora suma 20 goles en la Liga Mx; en su primer curso (Clausura 2015), solo marcó un tanto; después vino su explosión en el Apertura 2015 cuando logró 10 anotaciones y en el pasado torneo anotó ocho, aún con Chiapas.

Tiene tres años por delante con América para consolidarse como artillero. Buscará en Coapa su primer gol con la cabeza en México, porque hasta ahora no ha marcado ni uno de esa manera, tiene 17 con la pierna derecha (cuatro penales) y tres con la pierna izquierda. Y si Oribe degustó el sábado un hat-trick, el Chino ya sabe lo que es conseguir uno en México, lo hizo en el Apertura 2015, ante León en la Jornada 8.

Silvio Ezequiel Romero apunta a ser el delantero titular de América en la ausencia de Oribe Peralta, ha llegado el momento que esperaba, irrumpe en las Águilas para conquistar a la afición y empezar a escribir su historia en el Nido.