La última jornada entre confusiones

América sí podrá echar mano de sus jugadores amonestados en el partido contra el Atlético Nacional, pues la FIFA ya le notificó por escrito que las amonestaciones no son acumulables

Jugadores de América tras la derrota ante Real Madrid
Jugadores de América tras la derrota ante Real Madrid (Mexsport)

Enviado, Yokohama

Nadie sabía que pasaba con las tarjetas amarillas en el Mundial de Clubes y la posibilidad de que la acumulación de las mismas, por parte de los jugadores de América, pudiera acarrear una sanción que les llevara a no jugar la Final de ida contra Tigres, una penalización bastante seria y con mucho riesgo.

Qué pasó en las últimas horas con este tema. Pues bien, resulta que en la tarde del viernes la directiva de América recibía información de que si algún jugador de su nómina percibía dos amarillas en la competición podrían ser sancionados con un juego de suspensión, como ocurre en los torneos internacionales de FIFA, en los cuales dos amarillas implica una suspensión para el siguiente compromiso inmediato.

Nadie entendía bien esto, la confusión y ambigüedad de los reglamentos lo enredaba aún más. La pregunta era lógica, qué tiene que ver un torneo internacional con la Liga mexicana. Nadie sabía explicarlo con claridad.

Rubens Sambueza, Paolo Goltz y Bruno Valdez son los jugadores que han visto la tarjeta amarilla en Japón, el mediocampista en el último partido contra el Real Madrid y los defensas en el duelo contra el Jeonbuk de Corea del Sur. Bajo la información de FIFA, si alguno de estos jugadores tenía acción y veía una amarilla en el juego contra el Atlético Nacional, podría perderse el partido de ida de la Final del Apertura 2016.

Pasaron las horas y las versiones seguían confusas, reuniones con gente de FIFA para aclararlo, pero el estado era el mismo, nadie podía garantizar una u otra cosa. La mañana del sábado, América entrenó con esa premisa, después volvió a imperar la confusión. Hasta la conferencia de prensa no había algo establecido, por ello, Ricardo La Volpe dijo que cualquier decisión de usar alguno de estos jugadores tendría que tener el aval por escrito de FIFA de que no habría problema si ven alguna amarilla; sin embargo, Paolo Goltz es el único que no corre riesgo, el defensa está fuera por una lesión. Y será hasta que exista ese papel oficial cuando se tome la decida si Rubens y Bruno juegan ante los colombianos.

"Nos dijeron que todo jugador con doble amonestación o con una expulsión tenía que pagar esa suspensión en el siguiente partido que para nosotros es la ida de la Final; ahora nos aclaran que no afectaría el partido de Liga, pero no sé y esperaré hasta que la FIFA nos explique por escrito que no va a haber una sanción que nos pueda afectar en el primer partido de la Final. Si no está por escrito no vamos a correr riesgos", comentó.

Ya entrada la noche la directiva recibió la confirmación que esperaban y el organismo les aseguró que las tarjetas no son acumulables, Rubens y Bruno pueden jugar, no lo harán Goltz y Renato que tienen molestias y se les reservará para la Final doméstica.

UN LUGAR DE PRESTIGIO

América se mide este domingo (01:00 am tiempo de México) al Atlético Nacional de Colombia, por el tercer lugar del Mundialito, el duelo contra el campeón de la Copa Libertadores será el último ensayo de las Águilas de cara a la Final del torneo casero, un buen sparring que también tiene ganas de meterse al podio después de haber sido eliminado por el Kashima de Japón, una sorpresa que tomó por sorpresa a todos.

En el cuadro de Coapa hablan de darle la mayor seriedad al compromiso, dicen que será a partir del lunes cuando se cambie el chip a la Final de la Liga, por ahora, La Volpe dice que ve a su equipo en buen estado y sin cansancio. Hoy es el último día en Japón.