"En América hay mucho respeto": Ricardo La Volpe

El Bigotón destaca que ha encontrado un grupo sano, aunque piensa que a los jugadores les falta gritarse más dentro de la cancha y no tenerse tanta consideración; confiesa que se ha tenido que adaptar a sus dirigidos

Ciudad de México

Tiene claro que desde su llegada al timón del América, no todo ha sido positivo, sobre todo cuando de opiniones se trata. A Ricardo La Volpe se le ha cuestionado sobre el estilo de las Águilas, el cual, hasta ahora, está alejado de la espectacularidad que muchos esperaban. El entrenador, en esta entrevista con La Afición, detalló que no se ha traicionado, pero que sabía que tenía que arrancar con pie de plomo con un conjunto que él no formó.

Así que, el timonel se ha adaptado a los jugadores, y no ellos a él. La idea y compromiso es llegar a la Liguilla, por supuesto, el campeonato siempre lo buscan los equipos de la jerarquía del conjunto de Coapa.

En general, La Volpe se siente tranquilo con el cuadro que dirige, aseguró que hay una gran relación, aunque entre sus piezas, todavía hay mucho "respeto" al interior de la cancha, y eso les impide gritarse como se debe para un mejor funcionamiento.

¿Cómo encuentras al América, cómo te has adaptado?

El vestidor es perfecto, hay un plantel muy fuerte, de grandes jugadores, de grandes figuras, sobre la marcha no es fácil transmitir tu pensamiento, tu filosofía, conjuntar al equipo, hubo Copa, Liga... llegamos a la semifinal de la Copa, no pasamos en los penales. No es fácil, porque más allá de la calidad de los jugadores, cada técnico tiene su librito, su forma de jugar, y me ha costado en algunos detalles, pero el equipo va bien, lógico, hay críticas, en un equipo como América que muchos lo quieren y otros lo odian.

5 TRIUNFOS en nueve partidos ha obtenido el Bigotón desde que fue presentado en Coapa, en septiembre; tres en la Liga y dos más en la Copa.

Con los jugadores estoy muy bien, y en el tiempo que llevó acá seguimos invictos. Más allá que guste o no guste es otra cosa, si yo fui contratado faltando siete fechas, el equipo ya estaba formado, yo me tengo que adaptar a ellos. Cuando te dicen por qué no se juega como La Vope, es una falta de criterio. Las críticas son bienvenidas, pero hay que pensar más analíticamente. Yo no puedo decirle a Peralta, a Arroyo, Sambueza, a Martínez, esto o esto, a la defensa, a mí me gusta achicar, no...

Siempre te han gustado los equipos ofensivos...

Hay algo muy importante que le tengo que trasmitir a la gente, yo fui contratado para que el equipo esté en una Liguilla. De los últimos partidos de Ambriz, había perdido tres partidos de local. Yo analicé, dije 'jugó con línea de cinco, de cuatro'; entonces, había que afianzarse atrás, y luego darle creatividad del gran futbol, que siempre fue mi filosofía.

Fui pisando el piso firme, no me quise volver loco. Ya estamos en la Liguilla, nos falta el duelo contra Pachuca. Para mí, el equipo que mejor jugó fue Monterrey en el torneo pasado, pero una mala noche y se acabó. La Liguilla es una cuestión económica, porque en otras Ligas es campeón el primero. Aquí el equipo que terminó séptimo u octavo viene inspirado, y el primero se afloja.

¿Cómo es tu relación con los referentes, como el caso de Sambueza?

Lo mejor, porque es el capitán, pero también puedo hablar con Pablo, con Goltz, estoy en un tema con ellos de mentalidad. Yo soy un técnico que sí creo mucho en ellos, porque el 70 por ciento son ellos, pero el 30 por ciento es la táctica, la disciplina, cómo nos vamos a parar. Antes era calentón, pero con la experiencia vas aprendiendo.

¿Cuál es el objetivo en este torneo?

Si llego a la Final o a una semifinal, porque yo asumí una responsabilidad, pero ya el equipo estaba formado, más allá de los grandes jugadores. No voy a decir qué le falta al América. Hemos tenido lesiones, como la de Samudio, cuando juega 90 minutos fue con Atlas.

Con lo de Darwin que va a jugar unos minutos, aunque él viene bien, pero no ha tenido un roce, físicamente va bien, pero le va a falta ritmo de juego. El caso de Aguilar es otro problema que tuviste, más con los laterales que me gusta que vayan al ataque; entonces, tuvimos lesiones difíciles.

Siempre te gustó hacer grupo, ¿cómo está el vestidor del América?

El grupo está bien, pero es un grupo que se respeta demasiado, el respeto es algo fundamental, la amistad también, pero el líder no lo nombra hoy La Volpe, porque empieza desde el arquero, que siempre habla. El Flaco Menotti, quien me convocó a la selección (de Argentina), y me decía, 'usted me maneja la defensa, si usted no habla es medio portero'. Todo eso te queda, y hay que transmitírselo a Muñoz y a Hugo (González) cuando está, hablen; no los escucho, pero viene por lo que te digo, porque hay mucho respeto, porque a ver si no te enojas, cómo te voy a gritar. No veo grupo, no veo envidias, sí veo demasiado respeto, no se dice nada el uno al otro.

Lo más seguro es que te toque Chivas en Liguilla...

El que sea. Cuando es Clásico va a ser motivación para ambos equipos. Nosotros nos quedamos con la sangre en el ojo, como se dice comúnmente, un partido que estaba controlado, hasta que viene esa jugada de fuera de lugar, que no la ven, nos meten el empate, vamos a penales y ahí quedó.

El segundo tiempo no atajó una mi equipo, Chivas llegó más en el primer tiempo, que tuvo la de Gullit, una gran jugada. En el segundo tiempo se corrigen unas cositas que estábamos haciendo mal, pero el partido estaba ahí, pero vino la jugada esa a balón parado, no nos podían hacer gol, pero, bueno, ya pasó.

¿Traes esa espinita con Chivas?

Cuando usan tantas estadísticas, que no me dan la de Toluca, el ascenso del Atlante, la Copa Oro, no me dan nada; fracaso porque soy subcampeón con Boca, y fui a dirigir a Argentina, y se debería de estar orgulloso de que me formé acá, y me vinieron a buscar de Argentina. Me fui un año a Costa Rica a la selección.

12 PUNTOS de 18 posibles ha conseguido América desde que La Volpe asumió la dirección técnica, luego del cese de Ignacio Ambriz.


Todo eso ya lo saben. Pero en la estadística en Chivas con Atlas no nos pasaban por arriba. Cuando yo llegué a Guadalajara en 1996, había más camisetas de Chivas que de Atlas, cuando me fui veía a más de Atlas que de Chivas. Estábamos agrandados. Un equipo joven, se le dio a esos jugadores su lugar, que cada vez es más difícil, nada se trajo de afuera. Jugar contra Chivas ha sido un lindo duelo. Yo le dije a mis jugadores, vamos contra quien sea. El más importante es el de Pachuca, porque eso nos daría jugar la vuelta en casa, y el Azteca sí pesa por su gente, por la altura. Si se viene la revancha, adelante.

¿Qué te parece la selección?

Los resultados van manejando las cosas que se ven. Lo que yo digo como jugador y técnico, en un proceso que hizo Menotti para formar una selección para el 78, yo vi que conjuntó un equipo, no cambiaba. Tenía un sistema, me da dudas, porque yo escuchó a Bauza y jugó con Di María donde tiene que jugar, a Messi los soltó más por derecha, pero va buscando un sistema.

El sistema lo hacen los jugadores, me extraña la rotación. Yo los escucho a todos, pero no escuché al señor. Nos falta algunas veces sacar el carácter. Empezando por el arco, a mí me llega a sacar, y digo bueno, vamos a decir el tema entre usted y yo, juego yo porqué soy el mejor o usted me prueba cada partido. Está rotando y rotando, cómo le das confianza.

Conocimos el estilo de La Volpe, de Herrera, ¿esta selección qué estilo tiene?

Es la mejor generación que tenemos, tienes el ocho, los extremos, los jugadores que te abren la cancha, vienen muchos de Europa con una dinámica, porque para ser titular hay que tener carácter. Todos estos son comprados, han demostrado; esta camada es muy importante, y me encantaría que este equipo trascendiera, porque me fastidia que me digan, 'estás en México'.

¿Es Osorio el indicado para dirigirla?

Tiene que darse cuenta él que un día Rafael Márquez, Andrés Guardado, Héctor Moreno, le digan 'vamos a tener una reunión, díganos cómo vamos a jugar', y vayamos sobre un lineamiento para prepararte, porque lo que queremos es trascender . A mí me tiene con dudas teniendo los jugadores que tenemos. Los jugadores deben decir, a veces el jugador es muy pasivo, hay que cambiarle el chip".