Las pretensiones de Ricardo La Volpe

El entrenador del América tiene bien definido lo que desea mostrar en el Clausura 2017 y en la Copa Mx

Ricardo Antonio La Volpe, entrenador del América
Ricardo Antonio La Volpe, entrenador del América (Mexsport)

Ciudad de México

Ricardo La Volpe manda en América, en el campo, esa parcela verde en la que pretende llevar a las Águilas a buen puerto, en hacer del conjunto azulcrema un equipo contendiente, tiene casi cuatro meses en el cargo y en este tiempo ha ido afianzando algunas ideas, continúa puliendo otras, con la intención de que el equipo muestre al cien por ciento la identidad que pretende.

“Había que ganarlo, sea como sea, son partidos que hay que ganarlos”, dijo La Volpe el miércoles cuando logró su primer triunfo del año al derrotar 3-2 a Santos en el inicio de la Copa Mx, un torneo que en Coapa no se toma con desdén, pero que también le sirve para ir calando las opciones que tiene en la segunda línea, en los jugadores que esperan algún espacio para mostrar sus capacidades.

“Empezamos a ver qué nos da (Javier) Güémez, qué nos da (Manuel) Pérez y cómo viene demostrando día a día y partido tras partido el crecimiento de un (Édson) Álvarez que es fundamental, me gustaría tener tres jugadores como ese, estamos trabajando abajo, observando con (Víctor) Harlem Medina, tiene que haber jugadores a los que les podemos dar la oportunidad”.

Ricardo no se estresa, ahora que se habla tanto del último refuerzo que negocia la directiva y que un día parece estar cerrado y a las horas el nombre cambia, el entrenador pasa de largo, los años le han enseñado a estar más enfocado en lo que ocurre sobre el césped, en encontrar soluciones y no desgastarse con los temas que se manejan en los despachos.

La Volpe quiere, sí, un volante más, pretende redondear su plantilla, pero reparte crédito y elogios al pelotón con el que actualmente cuenta, pero ve que la cintura del equipo podría estar un poco mejor.

“Me contrataron para dirigir, cuando llegué me dijeron ese es el equipo, no sé de otras cosas ni me meto, pedí un volante, sé que en la media cancha es donde se ganan los partidos, con una posesión de pelota, si me dices qué necesitas, diré que un volante, pero no pasa por si llega o no llega, eso lo determina la gente que lo tiene que determinar; lo que tengo que hacer, si al equipo lo veo bien, sigo dirigiendo, si no, siempre digo lo mismo, cuando un técnico se queda es porque tiene que tomar la responsabilidad y el reto de hacer un equipo ganador, si no sientes eso presenta la renuncia; a estas alturas no me va a complicar la situación, creo que tengo un equipo bastante completo en todos los sentidos; un equipo con cuatro o cinco líderes dentro del campo de juego y este equipo para que pierda deberá transpirar mucho la camiseta el rival”.

El entrenador argentino sabe cómo es el escenario de dirigir al América y lo tiene bastante claro, no hace falta que se le recuerde. “Creo que tenemos un gran equipo, no hay justificativo, si los resultados no vienen, es porque el 70 por ciento soy culpable yo y será un 20 o 30 por ciento los jugadores, acá es al revés, acá el culpable siempre es el técnico, y se debe tener la inteligencia de poner un equipo competitivo, ganador, saber manejar el equilibrio, estoy trabajando mucho en eso”.

Lo que le interesa y pretende el entrenador es que el equipo alcance un buen tono físico lo más pronto posible, porque el resto de equipos le llevan un paso de ventaja en ese renglón. “El equipo tiene una base, haber llegado a una Final, sentimos en lo físico, porque hay equipos que no entraron a la Liguilla y tienen un mes de trabajo, no es lo mismo una base física de un mes a los días que venimos trabajando, pero creo que estamos bien”.

EL DEBATE DE LOS 9

Un tema que ha levantado mucho debate es por qué Ricardo Antonio no juega con dos 9, por qué no echa mano de Oribe Peralta y Silvio Romero en el eje de ataque, es cierto que los dos han coincidido en varios partidos, pero no ejercen los dos de centros delanteros. La Volpe explica esta situación y lo hace de manera clara, porque él pretende más juego por fuera que centralizarlo en dos puntos de referencia.

“Cuando dicen que por qué no se juega con dos 9, hay que ver un poco más de futbol mundial, ¿cuándo juegan juntos Morata y Benzema?, el Barcelona nos enseñó, jugar con dos 9 son absorbidos en la salida, los dos 9 tienen que llegar con los volantes ofensivos, mas no decir jugar con dos 9, no me gusta que se manden mensajes sin análisis, mi equipo está bien, tendremos que buscar la manera de ser más agresivos ofensivamente, pero jugar con dos 9 no es una solución que yo la vea”.

Y añade: “hay una parte en el futbol que es cero a cero, uno a uno y está la otra cuando pasas a ganar, cuando pasas a ganar hay que tener más inteligencia porque te regalan mano a mano, tenemos que jugadores ahí sí, no dos 9, jugadores en 70 metros con amplitud, a mí me gusta jugar con amplitud y no con dos puntas, porque las coberturas son más rápidas, si te agarro por una banda no hay cobertura desde mi época; lo que debo tener son jugadores picantes, porque cuando pasamos a ganar cualquier equipo va a buscar el resultado, esa búsqueda es cuando mi equipo todavía no es rápido y contundente en el desequilibrio que debemos tener, eso es lo que tengo que buscar”. La Volpe tiene claro lo que pretende.

Compra tus boletos para el próximo partido de América