Poco protagonismo del Azteca, una advertencia cumplida

El que América no gane en su estadio desde la pasada jornada dos del Apertura 2016, era una debilidad que en León sabían de sobra; la poca productividad terminó contándole el puesto a Ignacio Ambriz

El Estadio Azteca registró una pobre entrada en el duelo de América vs. Chiapas
El Estadio Azteca registró una pobre entrada en el duelo de América vs. Chiapas (Sergio González )

Ciudad de México

Dos triunfos, un empate y tres derrotas no son cifras que el club más grande del país, por el número de títulos que presumen en sus vitrinas, puedan presumir el año de su centenario, mismas que, tras la derrota sufrida este sábado ante el León, terminaron contándole el puesto de entrenador a Ignacio Ambriz. 

Y es que la casa del America venia demostrando ser en los últimos juegos garantía de puntos para quien los visitara, pues los locales pudieron apenas conseguir uno de nueve puntos posibles, siendo el descalabro ante Chivas quizá el que dio pie para la salida de 'Nacho'. 

La sacudida ante el Rebaño supuso un gesto de vergüenza por parte de la directiva azulcrema, que ofreció gratis las localidades para el juego ante La Fiera, lo cual tuvo una buena aceptación en los aficionados, quienes a pesar de que en las jornadas previas habían castigado la tribuna del Coloso de Santa Úrsula, se volcaron a apoyar a su equipo tras la remontada en el Estadio Azul. 

Javier Torrente, nuevo técnico del León, nunca se sintió incómodo por jugar ante un Azteca repleto, incluso señaló previo al encuentro que las gradas estarían llenas por la necesidad de los de Coapa en encontrar pronta reconciliación con su gente, que por buenos resultados. 

"Eso no me incomoda, va estar la cancha llena, vamos a disfrutar de eso. Buscan reconciliarse con la gente después de la derrota con Guadalajara. Estoy tranquilo, confiando en lo que puedan hacer los jugadores dentro del campo", advirtió el estratega antes de vencer al América 0-2.

Al margen de lo que el conjunto capitalino ha conseguido en los últimos años, es un hecho que jugar en su estadio no supone la seguridad de antaño. 

En marzo del presente año, el zaguero del León, Guillermo Burdisso, había 'menospreciado' el peso del Estadio Azteca, comparándolo con otros estadios sudamericanos del calibre de La Bombonera de Boca Juniors. 

"Bombonera hay una sola; por más grande que sea el Azteca, la Bombonera es única, no por lo grande sino por la gente", dijo en aquella ocasión.

Si bien la casa del América, según registros de la Liga MX, es una de las que mejores entradas registraba hasta el torneo pasado, la decisión de cambiar el horario a las 21:00 horas, se ha visto reflejada en las malas entradas, y más aún con el paupérrimo rendimiento del club como local.