Afinar puntería, la tarea de América

Oribe Peralta y William da Silva toman con mesura la actual situación del América, y atribuyen el paso irregular del equipo a la falta de contundencia. 

Ciudad de México

Tras cinco jornadas disputadas en el Clausura 2017, América se ubica en el lugar 11 de la tabla general, fuera de los sitios de Liguilla. Es la novena ofensiva con seis goles anotados, la mitad de los que lleva Tijuana, el mejor equipo del torneo en puntaje (12) y en goles a favor (12). Las Águilas han tirado 25 veces a puerta, las mismas que los Xolos, el asunto es que a los fronterizos les toma 4.8 remates anotar un gol y a los azulcremas 11.8, casi el triple.

Oribe Peralta y William da Silva se muestran tranquilos, sonríen y conceden rápidas entrevistas, ambos jugadores acudieron a una sesión de autógrafos y a la presentación del nuevo calzado Evo Power, de Puma, ahí recibieron muestras de apoyo de decenas de aficionados que confían en que el equipo pueda revertir la situación actual, en la que el equipo no ha logrado posicionarse entre los mejores clasificados.

¿Qué ocurre con las Águilas? ¿Por qué el equipo a estas alturas no termina de carburar? ¿Se está viviendo una crisis en el seno azulcrema? La última interrogante la ataja muy pronto Oribe, el capitán del cuadro americanista sostiene que se toman esos comentarios con naturalidad, porque "siempre es así", porque cuando América no marcha bien todo parece lucir mal.

En su rol de líder del vestuario, el Cepillo dice que el hecho de portar el gafete no le hace ser el único que deba hacerle ver al grupo que hay que apretar y mejorar el rendimiento y la cosecha de puntos.

"Todos estamos conscientes de eso, lo hemos hablado muchas veces, el equipo está comprometido y está consciente de lo que es y lo que se juega", resaltó.

El delantero subrayó que "estamos bien, trabajando bien", entonces pasa a explicar lo que le está ocurriendo a América:

"Ayer (martes, en el partido contra Chiapas) fueron situaciones, un error en el primer gol, luego no estamos siendo eficientes en ofensiva, no estamos concretando y eso nos está costando, sabemos que el rival cuenta y que pueden tener oportunidades, por eso tenemos que ser contundentes".

Entonces, Oribe dijo que en el seno del equipo se tiene claro que en los próximos compromisos se tiene que sumar. "Nosotros estamos conscientes de que no podemos dejar ir puntos en casa y eso es lo principal, estamos tratando de hacer que el equipo se vea y sea más regular, es lo que estamos intentando, en el partido con Jaguares dejamos ir muchas oportunidades".

ENCONTRAR SOLIDEZ

Y aunque en las próximas semanas se vienen partidos de alto calibre que le exigirán al conjunto de La Volpe su mejor versión, pues ya se vislumbra en el horizonte el Clásico Nacional contra Chivas y otro de igual exigencia ante Cruz Azul, Oribe dijo que la mente no se apresura.

"Vamos con lo que nos toca, partido a partido y semana a semana, y lo más importante es Puebla, después de ahí estaremos enfocados en el de Coras porque nos interesa mucho clasificar a la siguiente fase de la Copa. Vamos paso a paso y conscientes de que para llegar al objetivo que tenemos, hay que ir partido a partido", comentó el Cepillo.

En el mismo discurso se movió William da Silva, el mediocampista de contención de las Águilas. "El partido con Jaguares tuvimos oportunidades de gol claras, no las hicimos y al final nos costó mucho, pero hay que voltear la página, levantar la cara hay muchas cosas por delante, pero hay que empezar a sumar de a tres".

Da Silva agregó a la falta de eficacia en el área rival otro factor: el poco espacio de descanso que se tuvo la múltiple cantidad de juegos que se han tenido. "No somos máquinas, en 11 días tuvimos cuatro partidos y es imposible que puedas mantener el mismo ritmo y el nivel en un lapso tan corto que tuvimos, pero veo que al final salimos claro con el balón, tenemos buena salida, generamos oportunidades de gol y veo que lo que nos falta es un poquito más de contundencia, he hablado con muchos compañeros y hemos platicado mucho de eso, si fuéramos un poco más contundentes quizá tendríamos un par de puntos más".

William aceptó que el momento actual no gusta, porque ellos quisieran tener más puntos, pero también evitó escenarios pesimistas y puso como ejemplo que el equipo ya demostró el curso pasado su capacidad de reinventarse.

"Sí, el margen de error es poco, pero aún le falta al torneo, el torneo pasado estuvimos batallando, en el inicio tuvimos mucha presión, tuvimos cambio de entrenador, perdimos partidos importantes y al final llegamos a la Final de Liga y estuvimos a un minuto de salir campeones, sabemos que esto no es de cómo empieza sino de cómo termina, hay que terminar bien, quedan muchos puntos por pelear, el sábado tenemos tres puntos de local que no los podemos dejar escapar por nada, hay que mentalizarnos en eso y empezar a tomar vuelo".

En América tienen muy claro lo que les falla, ahora está en el equipo hallar la solución.

Compra tus boletos para el próximo partido de América