El momento del adiós

Después de dos años, Miguel Herrera dirigirá hoy su último juego como técnico del América en la Final ante León; puede irse como bicampeón.

Ciudad de México

El momento del adiós llegó. Hoy Miguel Herrera dirigirá su último partido al frente del América para dedicarse de lleno, a partir de enero, a la selección mexicana. De repente, la Liguilla se convirtió en la crónica de una despedida anunciada para el Piojo, quien tendrá como escenario el Estadio Azteca y la necesidad de darle la vuelta al León que lleva una ventaja de 2-0 en la Final del Apertura 2013.

Sí, Herrera cumplió una de las tantas frases que pregonó en estos últimos meses: “mi despedida será el próximo 15 de diciembre como bicampeón”. La primera parte ya está hecha, solo falta la segunda, y ésa es la que luce complicada.

Ayer, en su última conferencia en Coapa, Miguel no ocultó sus sensaciones y expresó que es difícil dejar al América, pero que lo hace con la satisfacción de haber cumplido.

“Tengo sentimientos encontrados, lo que provoca mi salida (la selección) de este club es una gran satisfacción, pero es una tristeza irme, por abandonar este grupo de trabajo, con los directivos, los jardineros, las cocineras, ha sido extraordinario trabajar con todos ellos. Da nostalgia y tristeza, pero a la vez alegría porque vas al top de un técnico, no hay otra cosa en mi cabeza que sea el ideal más allá de la selección”, dijo Herrera.

Incluso, el Piojo se sinceró y relató que “ni en su sueño más guajiro” hubiera imaginado un 2013 como el que vivió: con el título de Liga del Clausura 2013, la llegada a la selección, la calificación al Mundial y su posterior ratificación en el Tricolor.

“Este año para mí ha sido increíble tanto aquí como los que viajamos a conseguir el boleto al Mundial, ha sido un año sensacional que ni en un sueño guajiro lo hubiera pensado que fuera tan hermoso como lo fue, pero tenemos que seguir trabajando para que siga siendo”.

Después reiteró, sin tener duda alguna, que dejará a este América como el mejor equipo de México, más allá de si gana o no el bicampeonato; un equipo al que no le ve comparación.

 “Estos dos años han sido inolvidables porque vamos a entregar al equipo y numeralmente no hay comparación con nadie. Nos toca jugar con León y este torneo ha sido muy bueno para ellos, pero el equipo no figuró en el pasado y nosotros sí; así que son cosas que te dejan tranquilo y satisfecho porque entregaste buenas cuentas.

“Yo no vine a callar bocas, vine a entregar cuentas que le estoy entregando a la directiva, yo vine para quedarme mucho tiempo y, como lo dije, lo único que me podía sacar de aquí era la selección”.

EL LEGADO DEL ‘PIOJO’

Sea cual sea el resultado esta tarde en el Estadio Azteca, Herrera dejará huella en el cuadro de Coapa. Sin duda, el que más resalta es el título de la campaña pasada, en la que su equipo protagonizó una de las Finales más intensas del futbol mexicano contra Cruz Azul, le dio la vuelta al marcador  cuando perdía y se coronó en penales.

En 2012, Miguel levantó a un cuadro que aclamaba buenos resultados. Acercó a sus seguidores a un equipo que parecía en la nube, pero sobre todo, le dio esa identidad que tanto necesitaba.

Hasta el momento ha dirigido 87 partidos de Liga (entre fase regular y Liguilla), de los cuales ganó 45, empató 25, y perdió 17. Para esta temporada fue el primer equipo en clasificar y líder general, con sus mejores números como entrenador, pues ha tenido un rendimiento del 69 por ciento.

También tuvo sus malos momentos, ya que cuando los resultados no eran los deseados, enfureció contra el arbitraje, algo parecido a lo ocurrido tras la Final de ida ante León. Pese a ello, Miguel controló su carácter, no fue lo explosivo que antes de pisar la institución azulcrema; él mismo dijo que tanto Ricardo Peláez como Yon de Luisa lo habían ayudado en ese tema.

Incluso, en la cuestión de vestimenta dejó sus glamurosos y en ocasiones excéntricos trajes, al menos en los partidos, ya que ahí tenía que lucir el traje oficial del club.

En fin, tanto Miguel Herrera le dio al América, como el club elevó al Piojo a la selección mexicana. Hoy, el entrenador pone un punto a su paso por las Águilas, seguramente no definitivo, porque por su trabajo le dejó las puertas abiertas para el futuro.

87 JUEGOS de Liga ha dirigido hasta el momento Herrera al América con 45 triunfos, 25 empates y 17 derrotas.

2 FINALES las que alcanzó Miguel con las Águilas. En el Clausura 2013 ganó, y ahora lleva la desventaja.

1 TÍTULO de Liga es el que tiene Miguel Herrera en su palmarés como entrenador, el del Clausura 2013 con las Águilas.

132 PUNTOS hizo en fase regular en sus cuatro torneos el Piojo, para una efectividad de 64 por ciento.