Las malas segundas partes en el América

El regreso de Miguel Herrera a Coapa podría poner en el horizonte un buen panorama para las Águilas; sin embargo la historia ha mostrado lo contrario

Reinoso, Lapuente y Roca son ejemplos de técnicos que no han tenido éxito en su segunda etapa en el América
Reinoso, Lapuente y Roca son ejemplos de técnicos que no han tenido éxito en su segunda etapa en el América (Mexsport)

Ciudad de México

Tras cuatro años de estar lejos del Nido, Miguel Herrera oficializó su regreso con el América, con la ilusión de poder igualar lo hecho durante su gestión, en la cual consiguió el título del Clausura 2013.

Sin embargo hay una frase que dice que las segundas partes nunca fueron buenas, y si es que revisamos la historia, este dicho se cumple casi al pie de la letra.

Técnicos que han sido exitosos en Coapa en su primera etapa, casi siempre, cuando regresan, sus segundas, o hasta terceras oportunidades, no son lo mismo, por lo que el fracaso los termina hundiendo en el América.

De los técnicos que han hecho campeones al América, Jorge Vieira y Raúl Cárdenas son los únicos que no han tenido una segunda etapa en el equipo; los demás han regresado hasta en dos o en tres, sin embargo, en todas, los resultados no han sido los esperados. Curiosamente, un técnico siempre va ligado con el otro… 

Alejandro Scopelli

El 'conejo', como también se le conocía, fue el estratega en entregarle su primer campeonato en la era profesional al cuadro azulcrema, el cual fue en la campaña 1965-66, luego de que las Águilas terminaran como líderes de aquel certamen.

Tras su primer paso, Scopelli volvió al América para el certamen México 70', en donde no tuvo éxito; su tercera etapa se dio ocho años después, en la 78-79', en donde América se quedó, otra vez, corto del título.

José Antonio Roca

El Mister fue el segundo estratega en sacar Campeón al América, suceso que ocurrió en la campaña 1970-71', cuando las Águilas ganaron el primer certamen de liguilla, tras derrotar 2-0 al Toluca en la Final.

El segundo aire de José Antonio Roca en Coapa fue en 1979, reemplazando a Alejandro Scopelli; no obstante, su salida se dio dos años más tarde, en 1981, en donde se fue con las manos vacías.

TE RECOMENDAMOS: La pasión no la voy a cambiar, es mi esencia: Herrera

Leo Beenhakker

Luego de haber tenido un paso por el banquillo del Real Madrid, en donde ganó tres ligas y dos Copas, además de ser seleccionado de Holanda en el Mundial de Italia 90’, Beenhakker llegó con bombo y platillo al América, y consigo trajo a François Omam-Biyik y a Kalusha Bwalya.

Los resultados fueron espectaculares, las Águilas practicaban un futbol impresionante, pocas veces visto en México, sin embargo, el verdugo de este gran América fue el Cruz Azul en las Semifinales de la temporada 1994-95. El holandés se fue del nido en medio de la polémica y sin lograr ser campeön, pero dejó el recuerdo de un equipo excepcional.

Nueve años fue el tiempo para que Leo Beenhakker regresara a Coapa, sin embargo ya no fue lo mismo. Las Águilas no clasificaron en el Apertura 2003; y para el Clausura 2004, como cuarto lugar general, los Cremas se quedaron en Cuartos de Final, tras ser eliminados por el Toluca.

TE RECOMENDAMOS: Regresar al más grande tenía un toque especial: Baños

Manuel Lapuente

El hombre de la gorra tomó las riendas del América en el Apertura 2001 con la misión de obtener resultados rápidos. Y vaya que lo hizo.

Para el Verano 2002, Lapuente dio sus frutos en Coapa, clasificando al América como octavo lugar general, ‘Manolo’, tras 13 años de sequía, le dio su tan ansiada novena estrella a los Cremas, tras superar al Necaxa en la Final. Tras el campeonato, el estratega se mantuvo hasta el 2003.

Tres años después, luego de desempeñar cargos como directivo en las Águilas, Lapuente regresó al banquillo para el Clausura 2006, para tomar las riendas de un equipo que había salido campeón apenas unos meses atrás, sin embargo este nuevo aire fue efímero.

Manolo tuvo otra chance para el Apertura 2010. Las cosas fueron relativamente mejores, ya que el América terminó en el cuarto sitio general en este torneo, se clasificó a la Copa Libertadores y se metió hasta las Semifinales del certamen, en donde fueron eliminados por el Santos.

La directiva decidió darle continuidad al proceso de Lapuente para el Clausura 2011, no obstante, luego de tres jornadas, el hombre de la gorra fue destituido, para que su lugar fuese ocupado por Carlos Reinoso.

TE RECOMENDAMOS: Paul Aguilar, el único socio de Herrera en su regreso a América

Carlos Reinoso

Luego de haber dejado un gran legado como jugador de las Águilas, entre 1970 y 1978, el ‘Maestro’, tras su retiro, debutó como estratega del América en 1981, con la intención de triunfar como estratega.

Luego de dos campañas, Reinoso logró conformar un gran equipo, al cual hizo Campeón de la temporada 1983-84’, que representó el cuarto título en la historia del América y el comienzo de la dinastía de los años 80’.

Tras el campeonato,  el chileno salió y tardó catorce en volver; fue para el Verano 98’ cuando el Maestro volvió, sin embargo su segunda etapa pasó sin pena ni gloria.

La tercera etapa fue muy parecida a la segunda. Reinoso llegó para el Clausura 2011 en sustitución de Manuel Lapuente; en dicho certamen, logró clasificar al América a la liguilla, sin embargo los Cremas se quedaron en Cuartos de Final, tras ser eliminados por Monarcas.

Para el Apertura 2011, el ‘Maestro’ fue cesado a en la Fecha 8, ya que las Águilas marchaban en los últimos peldaños de la tabla general; el América terminó el torneo como penúltimo lugar del certamen.