Los mejores aliados de Cuauhtémoc en América

Amo y siervo del gol, quien tuvo a su disposición nacionalidades para reventar las redes del futbol mexicano con la playera de las Águilas 

Cuauhtémoc Blanco en un partido con América
Cuauhtémoc Blanco en un partido con América (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Cuauhtémoc Blanco tendrá su partido de despedida en el Estadio Azteca, ante Monarcas Morelia, Jornada 9, alcalde –goleador de Cuernavaca, tardío homenaje de las Águilas del América, su último hombre de época, quien creó y festejó goles con aliados de calidad.

POTENCIA AFRICANA

François Omam-Biyik y Kalusha Bwaly, Camerún y Zambia, respectivamente, par de potentes piernas que le dieron al América de Leo Beenhakker brillo en una de las delanteras espectaculares de inicios de los noventas, aderezados con el talento en explosión de Cuauhtémoc Blanco: 52 goles ofreció aquél tridente en la campaña 94-95.

GOLES ANDINOS, CELESTES Y BRASILEÑOS

En el Clausura 2004, Cuauhtémoc y Reinaldo Navia, delantero chileno, le dieron al América, coincidentemente de Leo Beenhakker también, 24 goles hasta su eliminación en los cuartos de final a manos del Toluca de época de José Cardozo.

Fue hasta el Clausura 2005 cuando, bajo las órdenes de Mario Carrillo, se coronó por fin en el Azteca con el equipo de sus amores, campaña donde, junto a Claudio 'Piojo' López y Kléber Boas consiguió 36 dianas.

CABAÑAS y MATÍAS

El Apertura 2006 fue el renacer de un América que deambuló en la medianía del futbol mexicano: desde el intempestivo adiós de Mario Carrillo, pasando por bochornosa escena de Víctor Manuel Aguado y su famoso auricular, hasta Luis Fernando Tena, quien los comandó hasta la semifinales, donde cayó con Chivas.

Sin embargo, aquél equipo arribó a la antesala de la corona con un tridente renovado, pero su constante en el campo: Blanco, con Salvador Cabañas, recién desempacado de Jaguares, y Vicente Matías Vuoso, desplegaron 18 goles.

Aunque, el año del adiós de Blanco de las Águilas, el Clausura 2007, le dio una campaña de ensueño con un Cabañas en plenitud: 18 goles entre guaraní y tricolor que no fueron suficientes para doblegar a los Tuzos del Pachuca.