“Siempre he luchado por mis sueños”

Martín Zúñiga, el prospecto de goleador en América, espera su oportunidad en el once, aferrado a sus ideales y convencido de sus facultades

 


Entrevista con Martín Zúñiga (La Afición)

Ciudad de México

A sus 21 años Martín Zúñiga suma 601 minutos en la Primera División desde que Miguel Herrera lo debutó en 2012. Canterano americanista, tuvo que partir como préstamo durante dos torneos a Chiapas para contar con más participación. En su nueva etapa como águila, torneos como la Liga de Campeones de la Concacaf, en donde ha hecho cinco goles, le dan la oportunidad de seguir trabajando por ser titular.

¿En qué se diferencia esta nueva etapa en América a la primera que viviste?

Hay mucha más responsabilidad. Me sirvió mucho irme, porque tomé minutos, tomé experiencia y ahora vengo con mucha más responsabilidad.

Se habla mucho de que eres el candidato para ocupar el lugar que dejó Raúl Jiménez en el América, ¿lo crees?

Creo que todos tenemos la oportunidad. Uno tiene la ilusión de jugar cada partido, de hacer goles. La decisión de quien juegue y quien no juegue la tiene Mohamed y hay que respetarla. Por ahí los delanteros hemos estado complicados en la Liga para anotar, pero estamos tranquilos, estamos conscientes de que se siguen teniendo llegadas, se siguen generando y eso hará que caigan los goles.

¿Qué te dice Mohamed?

Me dice que siga trabajando, que voy a tener mis oportunidades. Digo, eso ya es de cada quien, yo trabajo al 100 ciento para cuando se me requiera y hacer lo que él me pide. Como te dije, será decisión de él; yo estoy para jugar los minutos que él decida ponerme.

Hace apenas unos meses declaraste que América no confiaba en su cantera, ¿sigues pensando lo mismo?

No. La verdad es que si te das cuenta ahora hemos tenido más oportunidad. Hay que estar agradecido con eso, no solamente yo. Por ejemplo, ya entró Ventura, está Burón y está el Puma, que ha jugado. Hoy nos toca agradecer la oportunidad que nos están dando y creo que lo hemos hecho bien, tenemos que seguir así, peleando por minutos y hacernos de un puesto. Yo creo que hoy se está dando más oportunidad a los jóvenes y eso nos viene bien. Tenemos que generar esa competencia interna para que el profe ya nos tome más en cuenta.

Y agrega el canterano: “Siempre he luchado por mis sueños, nunca me he dado por vencido; me he aferrado a esto que es mi vida, y a pesar de los altos y bajos, siempre he tenido una mentalidad fuerte sobre donde quiero estar.

¿Dónde te ves en un año?

Titular indiscutible en el América. Yo creo que esa tiene que ser mi meta a corto plazo y estoy trabajando para ello.

Por otro lado, además del América vives el proceso para unos Juegos Olímpicos: de entrada, se vienen los Juegos Centroamericanos de Veracruz. ¿Cómo ves al grupo que se está formado?

Muy bien, muy competitivo. La verdad es que hay mucha calidad en el plantel. Es difícil para ellos ver a quién llaman porque creo que estamos todos en un gran nivel y se va a formar una gran selección. Creo que se pueden hacer cosas importantes, pero igual de la misma manera tenemos que trabajar. Nadie nos va a regalar nada. Se vienen los Centroamericanos, el Preolímpico, los Panamericanos y los Olímpicos. Sabemos que en los Olímpicos tenemos alta la expectativa y estamos trabajando para lograrlo.

¿Tu máximo sueño en estos momentos?

¿Mi máximo sueño? Híjole, yo creo que ser campeón con América es uno de ellos. Igual lo de la selección es algo que siempre sueñas, representar a tu país es un orgullo. Y bueno también soñar con los Centroamericanos, ganarlos, para ir paso a paso.

Por último, ¿tú ídolo?

¡Híjole! ¡Es mi mamá! No bueno en el futbol hay jugadores top. Cristiano y Messi son increíbles, sabemos a qué nivel están. Lo que pasó con Raúl, antes de irse le decía que ya iba a jugar contra ellos. Antes los veíamos cada miércoles cuando nos juntábamos para ver la Champions, ahora ya está ahí. Lo vemos así, pero si sigues trabajando no está tan lejos, es algo que motiva. Son jugadores que sabemos lo grandes que son y en ellos me motivo para llegar allá.