El aficionado del Centenario

Luis Felipe Maldonado Kuri posee una colección de más de 400 playeras del América entre las que se encuentran una de hace 99 años cuando el equipo fue fundado, y otras que usaron jugadores como Arlindo, José Alves, Carlos Reinoso, Alfredo Tena y Cuauhtémoc Blanco

CIUDAD DE MÉXICO

La pasión por el futbol llega a despertar un sin fín de sentimientos, hay seguidores que van más allá del sentido de pertenencia, tipos a los que el amor por sus colores no se limita a ver los partidos en el estadio o en la televisión. Luis Felipe Maldonado Kuri es uno de ellos, quizá en México sea difícil encontrar alguien tan loco por el América.

Este seguidor vive el centenario azulcrema de manera peculiar, su gusto por coleccionar cosas de su equipo va más allá de los recortes de periódico, de gorras, chamarras, boletos; él ha dedicado parte de su vida a la colección de playeras, dice que tiene más de 400 de distintas épocas, entre ellas, una de gran valía, pues posee una de 1916, justo el año en que Rafael Garza Gutiérrez, alias, Récord, fundó el equipo.

Dicha playera cuenta con un valor más allá de lo económico, es una prenda histórica que con el paso de 99 años ha perdido los botones, pero aún conserva ese enorme escudo que fue bordado a mano. Pero no es la única con una plusvalía, pues con tal de poseer más tesoros de su equipo llegó a adquirir en 50 mil pesos una de Arlindo dos Santos, el brasileño que marcó el gol en la inauguración del estadio Azteca hace 50 años. O una camiseta que llegó a usar José Alves Zague, el famoso Lobo Solitario.

Pero hay otros ídolos que han forjado la historia del América y por ello Luis Fernando se dio a la tarea de ir adquiriendo más tesoros de esos años en los que las Águilas contaron con jugadores que se ganaron el corazón de millones de aficionados. Unos tacos y la playera de Carlos Reinoso son otros baluartes que muestra con orgullo, igual que la casaca de Alfredo Tena, o la de Cuauhtémoc Blanco en los años en los que apenas empezaba a labrar su historia en los campos de Coapa. O la que usó Pablo Aguilar en la última Final de Liga en la que las Águilas lograron su doceavo título. No podía faltar una de Rubens Sambueza, el actual capitán del conjunto americanista.

Por supuesto, en su colección también hay prendas con las que América logró cada uno de sus 12 campeonatos de Liga. Además de acetatos y revistas de las Águilas en las que se contaban las historias de los héroes de décadas pasadas. Tesoros que, según sus palabras, no tienen precio, pero su compilación está valuada en 1 millón 900 mil pesos. Entre sus planes a futuro está poder construir un mini museo donde pueda exhibir sus reliquias a los demás aficionados.

DE 1916, AL CENTENARIO

Pero cómo llega un aficionado a tener esos tesoros. "Soy americanista hasta los huesos desde que tengo uso de razón", dice Luis Fernando y cuenta cómo llegó a sus manos la histórica playera de 1916 y el resto de las prendas que acumulan casi cien años de historia.

"Obtener esta playera de 1916 fue un caso muy curioso, a diferencia de otras que he tenido que comprar o de ir persuadiendo a familiares. En este caso, hace algunos años me hicieron una entrevista en televisión en la que dejé mis datos, un día sonó mi teléfono y un señor que se llama Eduardo Gutiérrez, su abuelo fue jugador del Asturias en aquellos años, en esa época se acostumbraba cambiar de playeras, su abuelo la intercambió con un jugador de apellido Martínez, todavía no sé quién fue, y este señor Eduardo la tenía y me dijo 'la verdad la tengo guardada en un cajón, vi tu colección en la televisión y qué mejor que alguien como tú con esta colección y yo siendo aficionado del América, creo que la debes tener tú', es el único caso de una playera que tengo donada, otras son regalos de jugadores y otras las he comprado".

Sobre la histórica playera, Luis Fernando apunta que han buscado comprársela, le han ofrecido hasta 70 mil pesos, pero él no tiene interés en desprenderse de ella, y cree que no hay precio que pueda corresponder al valor sentimental que tiene. El seguidor incluso comenta que el club América ha tenido contacto con él para ver qué artículos podría donar para el museo que pretende montar la institución en las instalaciones de Coapa, hasta hoy le proporcionó al club "fotos de algunas playeras", pero siguen viendo si en algún momento hay una compra de parte del club o alguna renta.

"Esta playera tiene un valor enorme, pero en mi colección hay jerseys y ropa de entrenamiento, sudaderas, chamarras, tengo más de 400 playeras, todas oficiales, pero ésa es la más especial por el valor histórico, la pudo usar alguien de los que fundó el club América, en esa época no había marcas, eran hechas a mano, se le han caído los botones, pero fuera de eso está en buenas condiciones".

Luis Fernando relata que entre las playeras de jugadores históricos destacan "una de Arlindo que fue usada en 1966, fue el que marcó el gol de la inauguración del Azteca, y en ese año ganó su primer torneo de Liga contra Veracruz. Otra del Lobo Solitario (José Alves) cuando ganaron el torneo de Copa de 1965, una de Carlos Reinoso que viene con su número y firmada, una de Héctor Miguel Zelada, del Capitán Furia (Alfredo Tena), Zaguinho, el Ruso Brailovsky, Eduardo Bacas, Cuauhtémoc Blanco de la temporada 1994-95, de Miguel Layún, Moisés Muñoz y por supuesto de Rubens Sambueza... tengo de otros jugadores, pero éstas son de las más representativas. Y, por supuesto, ya están las dos de esta temporada con la que apoyaré al equipo, esperando celebrar otro título en diciembre".

Para Luis Felipe, "América es más que un equipo de futbol, es un estilo de vida que involucro en mi día con día, es un orgullo vestir esa camiseta, no solo en la victoria, también en la derrota, en las malas no se vale darle la espalda al equipo. El Centenario es algo muy especial, ha habido grandes ídolos en la historia de este equipo que nos llenan de orgullo a todos los aficionados".

ESPERABA MÁS

Luis Felipe está listo para vivir el Apertura 2016, tiene su Asiento Reservado, atrás de la portería norte, la misma en la que Muñoz marcó aquél gol de la Final del Clausura 2013 contra Cruz Azul; sin embargo, acepta que esperaba más y mejores cosas para los cien años.

"Para mí, América nunca debe basarse en los campeonatos porque esos son obligación, América siempre está obligado a ganar, creo que la directiva se ha quedado corta, los aficionados esperábamos más, a lo mejor un partido conmemorativo o uno con las leyendas, ahora habrá reconocimientos, pero el público americanista esperaba más cosas, no lo digo por mí, sino por muchos que tienen la misma sensación".

Luis apunta que el aficionado americanista es exigente por naturaleza y que de los tres torneos que jugarán, el equipo está obligado a ganar la Copa y la Liga. "La Copa es obligación ganarla por los rivales que habrá, que la mayoría son de la Liga de Ascenso, creo que el club debe ganar dos de los tres torneos este año. Veo un América un tanto limitado en cuanto a plantel, se fueron jugadores y llegaron otros a los que no llamaría refuerzos, sino reemplazos en esa posición, no veo un equipo más fuerte al de la temporada pasada. Pero Ricardo Peláez y Nacho Ambriz han hecho bien las cosas y tengo la esperanza de que se puedan ganar dos de los tres títulos, si no se logran sería un fracaso rotundo de un equipo de la envergadura del América. Y sí, en diciembre me veo celebrando un título más del América, tengo mucha confianza".