Como llegó, se fue

En su última conferencia como técnico del América, Miguel Herrera explotó, mostrándose como el técnico arrebatado que era antes de arribar a Coapa.

"Me voy orgulloso de la actitud de mis muchachos, de la entrega que tuvieron en la cancha": Herrera
"Me voy orgulloso de la actitud de mis muchachos, de la entrega que tuvieron en la cancha": Herrera

Ciudad de México

Miguel Herrera se presentó ante los medios de comunicación con el ceño fruncido, con un tono rojo en el rostro que delataba la molestia que lo quejaba. A su parecer, nuevamente el arbitraje le puso el pie al América, pero llegó a un punto en que montó en cólera por los cuestionamientos y avivó aquella imagen arrebatada de cuando llegó a Coapa. 

Durante la conferencia de prensa, Herrera se indignó cada vez que le hicieron ver que el arbitraje no era el que había fallado frente al marco, llegando al punto de no controlar sus respuestas.

“Ésas las fallamos nosotros, eso no es cuestionable, pero tú crees que si el árbitro marca el penal que debió haber marcado, ¿es o no cuestionable eso?”.

Al no obtener respuesta, el Piojo enloqueció aún más: “Contesta como yo te estoy contestando, si no, no hables. Entonces, da las gracias y vete para allá y no hay ningún problema”.

Luego, se le cuestionó si habría que reclamarle a los directivos sobre el arbitraje, y el Piojo dijo: “Ya para qué, si analizo el arbitraje y reclamo ¿me van a regresar la Copa?, entonces no digan estupideces”.

Antes de que explotara, Herrera se apresuró a relatar lo ocurrido ayer. Lo primero fue destacar su sentimiento: “Nos sentimos tristes, nos sentimos en deuda, nuestra afición hizo un gran trabajo, nos apoyó todo el tiempo”.

Y después de eso, se arrancó con el feroz discurso. “Fueron desastrosos los dos arbitrajes (el de César Ramos y el de Roberto García). Parece que cuando es contra el América tienen miedo (los medios de comunicación de hablar de errores arbitrales) y no lo dicen, pero de eso no tiene la culpa el León, ellos fueron contundentes en el momento, nosotros fallamos todos, pero con arbitrajes tan tendenciosos es difícil”.

Luego, el Piojo se dedicó a relatar los malos momentos de los hombres de negro, y señaló los dos penales que no le marcaron en la ida, y el que ayer le negaron a Rubens Sambueza, quien incluso, fue amonestado porque el nazareno consideró que lo trataron de engañar.

“Fueron dos penales, uno en León fue muy claro, tenía que ser penal y expulsión (el de Rafael Márquez sobre Luis Gabriel Rey), y hoy (ayer) que no se la marca a Rubens, luego no tiene los pantalones de echarlo si no va a marcar penal”.

El único instante en el que el Piojo dejó a un lado la furia, fue cuando señaló el desempeño de sus jugadores y el buen accionar que también tuvieron los esmeraldas, de quienes destacó la contundencia.

“Me voy orgulloso de la actitud de mis muchachos, de la entrega en la cancha, puedes superar al rival, pero de nada sirve si no consigues meterlas. El León  no tuvo la culpa de lo que pasó, ellos fueron certeros, perdimos ante un gran rival que merece ser campeón”.

Pero conforme hablaba, no se podía dejar de lado el tema del arbitraje: “Me frustra que hay gente mediocre”, comentó en cuanto a la cúpula de los hombres de negro, e indicó que “el futbol sí mejora, porque el espectáculo que dan los equipos es extraordinario, nos entregamos, la gente  estuvo al filo de la butaca, y lo que no está funcionando es el arbitraje”.

Herrera habló fuerte también respecto a las preguntas de la prensa, los análisis deportivos que no reconocieron, a su parecer, el mal arbitraje del primer duelo.

“El León hizo un gran trabajo, gana con muchas condiciones para hacer las cosas bien, pero que hay un arbitraje tendencioso, lo hay y la persecución de Rubens ha sido todo el torneo”.

Miguel defendió la actuación errática de Narciso Mina, quien tuvo escasos minutos en el torneo, pero ayer fue titular en lugar de Luis Gabriel Rey, desaprovechando varias opciones.

*** ***

Ahora le toca al ‘Turco’

Anoche Miguel Herrera concluyó su contrato con el América, con lo que a partir de hoy queda desligado del club azulcrema y enfocará todo su trabajo en la selección mexicana de futbol, luego de haber conseguido el boleto al Mundial de Brasil 2014 en el repechaje ante Nueva Zelanda.

Por esa razón, desde la semana pasada, Ricardo Peláez, presidente deportivo azulcrema, anunció la llegada del argentino Antonio Mohamed, quien será presentado como nuevo entrenador de las Águilas este martes en las instalaciones de Coapa.

El Turco ya fue campeón en el futbol mexicano, precisamente hace un año con los Xolos de Tijuana; sin embargo, este semestre regresó a Argentina para dirigir a Huracán, pero no tuvo éxito y fue cesado después de 10 juegos, en los que acumuló siete derrotas.