Pablo Aguilar, un Águila de acero

El defensa del América es el único elemento del América que ha participado en todos los minutos del torneo; el paraguayo asegura que aún tratarán de mejorar


El paraguayo Pablo Aguilar
El paraguayo Pablo Aguilar (Imago7)

Ciudad de México

En medio de la penumbra que han sido las lesiones para América en el Apertura 2016, existe la luz de Pablo Aguilar, el central paraguayo de las Águilas que no se ha perdido ni un solo minuto de competencia en la Liga Mx, un tipo que dice sentirse como en casa en el equipo de Coapa y que se ha consolidado como un referente de la retaguardia azulcrema a lo largo del tiempo.

El central guaraní es una piedra fundamental en la zaga baja del conjunto americanista, un tipo que defiende y transpira el escudo, desde que llegó a la institución demostró que se le podía encomendar la empresa de ser un líder en el cuadro bajo.

Ha respondido en momentos puntuales, por ejemplo, la Final del Apertura 2014, en la que marcó un gol. Y en el actual curso lo hizo, primero, en el partido contra Cruz Azul cuando marcó el gol que empató el juego a tres goles; en esa tarde, Pablo se disfrazó de delantero y puso en éxtasis a la parroquia azulcrema, un gol que le dio oxígeno al entonces entrenador Ignacio Ambriz. También en el juego contra Pumas, cuando abrió la pizarra en el debut de Ricardo La Volpe como timonel de las Águilas.

Y un detalle de caballerosidad de Aguilar, en la semifinal de la Copa contra Chivas fue y felicitó de mano a cada jugador rojiblanco por su pase a la Final. Ese es Pablo, un bromista fuera del campo, pero en la hierba se convierte en un legionario.

 “La verdad no puedo negar que algunas veces siento fatiga, pero uno trata de estar en todos los partidos y en los momentos que se le requiera, gracias Dios no he tenido una lesión grave para dejar me afuera, sigo ahí y lo hago con la mayor disposición”, comenta Pablo respecto a ser el único jugador de las Águilas que no se ha perdido ni un solo minuto de la Liga.

 El paraguayo ha mantenido el tono semana a semana, batalla a batalla, solo piensa en seguir por la misma ruta porque en el cierre del torneo el conjunto azulcrema buscará acabar la fase regular de la mejor manera, lo más alto posible, empezando esta noche contra Atlas.

“Todos los partidos son fundamentales para nosotros y tenemos que tratar de cerrar bien en estos partidos que nos quedan, porque queremos llegar de la mejor manera a la Liguilla, hay compañeros que están lesionados y ojalá se recuperen pronto, pero mientras hay que buscar estar al cien en lo que resta del torneo”, apuntó.

Después, Pablo considera que a América se le deba dar crédito, porque es un equipo al que no se le puede descartar y menos ahora que esperan seguir evolucionado con la propuesta de Ricardo La Volpe.

“Por supuesto, yo lo veía de afuera, América es el equipo más grande y se le tiene que respetar donde sea, sé bien que en la Liguilla los rivales no van a querer enfrentarse a nosotros y eso lo tenemos que aprovechar y demostrarlo en el campo de juego”.

El paraguayo valora el trabajo que ha hecho La Volpe con Amé- rica en el plano defensivo, porque el Bigotón tomó al equipo con 18 goles en contra en 10 partidos de Liga y con la llegada del entrenador argentino ha vuelto la solvencia defensiva, pues en cinco compromisos de Liga apenas han permitido 4. Ningún rival les ha marcado más de un gol con Ricardo Antonio en el banquillo.

“Hemos corregido los errores que tuvimos con Nacho, pensábamos en eso, porque a nosotros no nos gusta recibir goles y en estos partidos se está consiguiendo eso, lo que buscamos es la perfección atrás, porque sabemos bien que los compañeros de adelante siempre tienen una o dos que la pueden meter”.

Pablo asegura que el equipo ha dejado atrás la Copa, matiza que la Liga y el Mundial de Clubes no lo toman como una revancha, sino como una obligación, porque “nosotros en cada torneo que juguemos es una obligación tratar de ganarlo sea como sea, cualquier torneo, aunque sea de barrio hay que ganarlo, somos el equipo más grande y el más ganador de México y eso hay que demostrarlo en todos los partidos y en todos los torneos”.

América visita a Atlas, va a Guadalajara a cerrar su calificación en la Liguilla y a mejorar su posición en la tabla. La semana de trabajo de Ricardo La Volpe llega a su fi n, este día habrá que mostrar mejoras sustanciales, en la retaguardia se ha logrado, porque ahí habita Pablo Aguilar, el águila de acero azulcrema que no ha aflojado el vuelo en el Apertura 2016.