Las 5 mejores estrellas extranjeras del América

Quizá algunos se hayan quedado fuera, sin embargo, te presentamos una selecta quinteta de aquellos jugadores extranjeros que han marcado toda una época portando la casaca azulcrema

Santos, Reinoso; Zelada, Benítez, 'Zague'
Santos, Reinoso; Zelada, Benítez, 'Zague' (Mexsport / Imago7)

Ciudad de México

A lo largo de estos 100 años del Club América, han pasado un sinfín de extranjeros, tales como Zizinho, Moacyr, Daniel Alberto Brailovsky, Salvador Cabañas, Oswaldo Castro, Norberto Outes, Garrincha, François Omam-Biyik, entre muchos otros.

No obstante, en La Afición realizamos nuestra propia selección y aquí te la compartimos.

Carlos Reinoso (1970-1978)

Uno de los extranjeros más emblemáticos que ha tenido la oportunidad de derrochar su talento en el futbol de nuestro país. Caracterizado por una de las formas más sorprendentes de jugar, con su gran clase, técnica, finesa, por el toque que poseía y por su liderazgo dentro del terreno de juego. Fue un adelantado a su época: Carlos 'El Maestro' Reinoso.

Ubicado por Panchito Hernández desde 1968, esto gracias a su gran clase, técnica, un derecho natural, con gran toque, pegada y una estupenda visión de campo; podía jugar tanto de extremo, de enganche o de media punta, Dichas cualidades fueron puntualmente observadas por la directiva, por Hernández y por José Antonio Roca.

Reinoso fue campeón goleador del campeonato chileno 67-68', continuando en la órbita del cuadro azulcrema durante dos años más, hasta que a finales de junio de 1970 se hizo efectiva la transferencia al Audax Italiano.

Ya en Coapa, el impacto de Reinoso fue casi inmediato, su técnica y su gran clase hicieron una amalgama formidable en un equipo -de por sí- plagado de talento. El América fue el mejor equipo de la temporada 70-71', acumulando 44 puntos tras 34 fechas. Las Águilas llegaron de esta forma a la Final del certamen, en donde vencieron por global de 2-0 al Toluca. En la 71-72', los azulcremas harían otra gran temporada, Reinoso fue nombrado como el mejor jugador de esa campaña, sin embargo no pudieron refrendarla con el Bicampeonato, ya que en la Final cayeron 4-1 ante Cruz Azul.

Con Reinoso como uno de sus máximos referentes, el América ganó la Copa México 73-74', el doblete de la temporada 75-76', en donde los cremas se consagraron campeones de Liga y del Campeón de Campeones, además del título de CONCACAF en 1977.

Como internacional de las Águilas, Reinoso se mantuvo como seleccionado de Chile para jugar la Copa del Mundo de Alemania 1974, junto a Oswaldo Castro, atacante del América, y Alberto Quintano, defensor de La Máquina.

Con todo esto, Reinoso se arraigó en el equipo, pero sin duda, uno de los momentos que catapultó al 'Maestro' como un ídolo de todas las épocas del americanismo, es aquel tanto de tiro libre que le dio a las Águilas el título de la Copa Interamericana de 1978 en contra del Boca Juniors.

Quizá Reinoso y aquel América de Enrique Borja, de Oswaldo Castro, de Juan Manuel Borbolla y compañía, no ganó más títulos -en gran medida- porque tuvieron el infortunio de competir ante el legendario Cruz Azul de los años 70', sin embargo, para muchos, este ha sido el mejor América de la historia.

Tras su retiro como futbolista en 1980 con el Coyotes Neza, Reinoso debutó como técnico en el América para la temporada 80-81', teniendo un éxito casi inmediato, ya que le dio su cuarto título de Liga a los de Coapa en la campaña 1983-84. Después de esa primera etapa, Reinoso ha dirigido en otras dos ocasiones al cuadro azulcrema, pero en ambas sin mucho qué resaltar.

En 2008, el Club América lo distinguió como el mejor futbolista de su historia.

Héctor Miguel Zelada (1979-1987)

Tras la salida de Francisco Castrejón y de Néstor Virderi como porteros azulcremas, de nueva cuenta, Panchito Hernández se lanzó a Sudamérica en busca de un arquero. Así es como llegó a los entrenamientos del Rosario Central, en donde encontró a dos muy buenos prospectos: Ricardo Ferrero y Héctor Miguel Zelada.

Al principio, a Hernández le maravilló el desempeño de 'El Oso', por su técnica bajo los tres postes, sin embargo, contrario a esto, Zelada no se quedaba atrás. Al final, la característica determinante por la que se inclinó el visor americanista fue por el carácter y el temperamento que tenía Zelada.

Con 22 años de edad, previo a la campaña 79-80', 'El Cabezón' llegó a las filas de Coapa para consolidarse como un arquero a largo plazo. Y así lo fue.

Esto quedó patente en la Final de la temporada 1983-84 en contra de las Chivas, con el penal atajado a Eduardo Cisneros, momento que lo inmortalizó en la memoria de los aficionados del América y que se volviera crucial para la obtención del título de aquella campaña.

Después de eso, los éxitos siguieron. Zelada consiguió hacer el tricampeonato con el América, ganando los títulos de la temporada 84-85' y del Prode 85', consagrándose como toda una figura azulcrema.

Entre sus marcas personales, fue nombrado tres veces consecutivas el mejor arquero de la Liga, de las temporadas 82-83', 83-84' y 84-85', además de también ser galardonado como el mejor jugador de la temporada 83-84'.

Previo al Mundial de México 1986, la Selección de Argentina tomó el campo de Coapa como sede para la Copa del Mundo, pero la con la condicionante de que Zelada fuese convocado a la albiceleste. Dicha petición, hecha por mandatarios del América, fue aceptada por la AFA y por Bilardo, dejando fuera a Ubaldo Matildo Fillol y poniendo en su lugar a Zelada.

Con esto, siendo el jugador 23 en la convocatoria y, evidentemente, sin jugar un solo minuto, el arquero americanista fue parte del equipo argentino Campeón del Mundial de México 86'.

'El Cabezón' volvió para la temporada 86-87', la que sería la última como guardameta de las Águilas, para posteriormente pasar a las filas del Atlante. Su lugar fue tomado por Adrián Chávez, quien ganó los dobletes de las campañas 87-88' y 88-89'.

Fue así como en 1990, Héctor Miguel Zelada, tras quince años de carrera, optó por retirarse. Al 'Cabezón' se le considera como el segundo mejor arquero extranjero que ha llegado al futbol mexicano, tan sólo por detrás de Miguel Marín.

Luis Roberto Alves 'Zague' (1985-1996, 97-98')

Con el peso del legado y del nombre de su padre, Luis Roberto Alves 'Zague' llegó a los 17 años al América procedente de las juveniles del Corinthians. Una gran losa en sus dorsales para su corta edad y su joven carrera.

Zaguinho despertó el interés del conjunto de Coapa en una gira del 'Timão' por México, previo al Mundial de 86', sobre todo al enterarse de que era el hijo del 'Lobo Solitario', la leyenda americanista de la década de los 60'. El traspaso de concretó muy pronto, pero tres meses después de esto, 'Zague' se planteó dejar al América y volver a Brasil, esto debido al terremoto de septiembre de 85'.

Sin embargo el hijo de la leyenda se mantuvo, debutando en noviembre de ése mismo año, y a partir de ahí su gran historia con las Águilas comenzaría.

Tras esto, Luis Roberto se volvería poco a poco en un titular indiscutible, teniendo como compañero en el ataque a Carlos Hermosillo, además de estar arropado de un equipo con Héctor Miguel Zelada, Vinicio Bravo, Alfredo Tena, Cristobal Ortega, Juan Antonio Luna, Norberto Outes, Javier Aguirre, Antonio Carlos Santos, Ricardo Peláez y compañía. Todo un equipazo.

Zague se volvió todo un referente y junto a todos estos futbolistas de época, logró consagrar la dinastía americanista de los años 80', ganado los dobletes de las campañas 87-88' y 88-89', siendo tres veces Campeón de CONCACAF, en 1987, 1990 y 1992, junto al título de la Copa Interamericana de 1991.

Su gran capacidad goleadora le sirvió para ser seleccionado nacional en el proceso eliminatorio y en el Mundial de Estados Unidos 94', participando también en la Copa América de Ecuador 93' y en la obtención del título de la Copa Oro de ese mismo año.

Luis Roberto Alves 'Zague' es el máximo anotador histórico del América con 162 anotaciones.

Antonio Carlos Santos (1987-1992, 93-94')

Se le conoce como 'El Negro', un mediocampista como pocos, con gran visión de campo, técnica y clase.

Antonio Carlos Santos llegó al América para la temporada 87-88' procedente del Botafogo de Río de Janeiro para reforzar un mediocampo que ya de por si era implacable.

Con el América, Antonio Carlos Santos ganó los dobletes de la campaña 87-88' y 88-89', pero sin duda, una de las actuaciones que lo hizo inmortal fue aquella contra el PSV Eindhoven, en donde destrozó a la defensa por Ronald Koeaman.

En 1992, tuvo un paso por el Porto de Portugal, jugando sólo una temporada, para regresar al América en 1993, sin embargo esta segunda etapa no fue la mejor, ya que salió rápido del Nido por diferencias con la directiva.

Después de su exitoso paso por el América, 'El Negro' jugó en equipos como Tigres, Santos, Veracruz, Monarcas, Atlante y hasta en el Sanfrencee Hiroshima de Japón, hasta su retiro con Lobos BUAP en el 2000.

Christian Benítez (2011-2013)

Otro de los referentes americanistas, este de épocas más recientes, que en el poco tiempo que estuvo en Coapa, causó toda una fiebre, ése es Christian 'El Chucho' Benítez.

Antes de esto, el ecuatoriano llegó al Santos en el Apertura 2007, para que un torneo más tarde, en el Clausura 2008, se consagrara campeón del futbol mexicano con el cuadro de La Laguna. Su olfato goleador y sus grandes actuaciones lo hicieron brillar con los Guerreros, en donde se mantuvo hasta el Clausura 2009.

Estas actuaciones, combinadas con sus características, le valieron para irse a la Premier League de Inglaterra con el Birmingham City, cuadro en donde sólo estuvo una campaña (2009-2010) y donde únicamente hizo cuatro tantos.

Luego su paso por el futbol inglés, Benítez regreso a Santos para el Apertura 2010, torneo en donde ganó su primer título de goleo en México, marcando 14 anotaciones en 17 fechas, y dos más en la Liguilla. El Chucho se quedó un torneo más en Santos antes de salir.

De esta forma, y luego de pagar una cláusula de recisión de casi 10 millones de dólares, Benítez llegó a Coapa para el Apertura 2011, torneo en donde los cremas terminaron como penúltimos de la clasificación general, sin embargo Christian terminó con ocho tantos, siendo el goleador de las Águilas en dicho certamen.

Tras la llegada de Miguel Herrera y de nuevo directivos, el equipo tuvo una eventual mejora, y con esto, Christian Benítez logró la triple corona de goleo. En el Clausura 2012 marcó 14 anotaciones, para el Apertura de ése mismo año terminó con 11 -galardón que compartió con el chileno Esteban Paredes-, mientras que para el Clausura 2013 haría un total de 12 dianas, mismas que estuvieron acompañadas del onceavo título azulcrema, obtenido en aquella Final dramática ante Cruz Azul.

En los cuatro torneos con las Águilas, Benítez marcó un total de 52 anotaciones, y un total de 110 en su estancia en México, siendo así el cuarto mejor delantero ecuatoriano que ha llegado balompié de nuestro país, estando por detrás de Ítalo Estupiñán, Álex Aguinaga y Agustín Delgado.

Como internacional de Ecuador, el Chucho disputó la Copa del Mundo de Alemania 2006, la Copa América de Venezuela 2007 y de Argentina 2011, además de tres procesos eliminatorios (2006, 2010 y 2014), marcando un total de 30 goles en 101 partidos.

SGF