Las lesiones no dan tregua al Centenario en América

El torneo ha sido un constante estado de alerta para el América ante las continuas bajas; lo sufrió Ignacio Ambriz y ahora toca a Ricardo La Volpe, quien pierde a Paul Aguilar seis meses


Paul Aguilar se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha
Paul Aguilar se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha (Imago7)

Ciudad de México

América ha sufrido otro golpe moral y futbolístico. Paul Aguilar se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, una baja muy sensible para las Águilas, porque se trata de un jugador que es visto como puntual para la consolidación del estilo que pretende ejecutar Ricardo La Volpe.

Ahora el cuerpo técnico tendrá que buscar alternativas para su baja. Ricardo Peláez, presidente deportivo de América, confirmó la lesión de Paul, quien se quebró en el minuto 57 del juego de Copa contra Veracruz el miércoles pasado, cuando el defensa iba a presionar a un rival, la rodilla se atoró y cayó.

Aguilar se pierde lo que resta de Liga y Copa, además del Mundial de Clubes y la actividad con selección nacional. “Paul tiene roto el ligamento cruzado. Ya platicamos con él. Estuvo aquí en la mañana. Sus compañeros convivieron con él. La idea de los especialistas es dejar unos días para que se desinflame y posteriormente será operado, muy probablemente por el doctor (Rafael) Ortega en Guadalajara. Quizá miércoles o jueves de la semana que entra. Eso lo determinarán los médicos”, comentó Peláez.

No ha sido un semestre fácil para las Águilas, en lo que va del torneo ha ido perdiendo efectivos por distintas lesiones, lo sufrió Ambriz y ahora empieza a padecerlo La Volpe, pero el mismo Peláez puntualizó que no es una situación que se pueda usar como coartada o justificación. “Es difícil (tener tantas bajas). Lo fácil es decir que tenemos muchos lesionados, pero aquí no nos manejamos así nunca. Pretextos no. Se nos lesionó un jugador de selección nacional, que venía desde hace cinco años como titular indiscutible. Ni modo. La Volpe ya evalúa qué hará y los jugadores trabajan como lo deben de hacer”.

En el mismo partido contra los Tiburones, Paul salió al minuto 17, también se le atoró la misma pierna, pero volvió al campo, hasta que en el segundo tiempo llegó esa acción en la que el ligamento se tronó.

Peláez descartó que la lesión haya tenido que ver algo con la primera acción y que el jugador haya continuado en el campo con alguna molestia. “Platicamos ese tema con Paul. Él se sentía bien para seguir y nosotros creemos mucho en la palabra del jugador. Tenemos un extraordinario cuerpo médico y confiamos plenamente en él. No pasó nada, se recuperó y siguió jugando. De ser lo contrario, habría salido del terreno de juego seguramente. Lamentablemente su lesión vino a raíz de un resbalón. Él está bien, está fuerte mentalmente, el club le ha ofrecido todo lo que requiera para su pronta recuperación”.

Las opciones

Entre la materia prima con la que cuenta el entrenador argentino se encuentran Gil Burón (lateral derecho natural), también Bruno Valdez (central por naturaleza que ha jugado como lateral) o Renato Ibarra (volante ofensivo que tendría que convertirse en carrilero).

El cuerpo técnico no descarta mantener en la Liga la línea de 4 con Valdez cubriendo a Paul, pero si requieren cambiar a la línea de 5, Burón e Ibarra podrían ser las opciones, porque no contemplan al guaraní para el fuelle que demanda la posición.

La capacidad de gestión de esta situación es una más de las tareas de Ricardo Antonio. Por otra parte, Ricardo Peláez, Moisés Muñoz y Daniel Guerrero hablaron del estado futbolístico de América tras la llegada de Ricardo La Volpe al banquillo de América, el argentino lleva ya una semana en el cargo y dos partidos ganados, pero en el entorno existe la percepción de que el avance no ha sido tan tangible.

“Son cuatro o cinco entrenamientos los que llevamos. Me parece poco tiempo. Hay otros factores que los jugadores han sabido asimilar rápido. No todo es trabajo en la cancha. También hay que trabajar y convencerlos de la propuesta. (La Volpe) es un técnico con mucha experiencia, con una personalidad importante y los jugadores están convencidos de ello. Aquí trabajamos en equipo y todos vamos en el mismo barco”, valoró Peláez.

“Decir cuándo se va a notar la idea o cómo va ahora, es muy difícil porque va poco tiempo, es muy importante corregir cosas y seguir detallando, pero ganando es mucho mejor, lo importante es que se han obtenido los resultados como hemos querido y después el equipo todos los días trabaja para que tome esta idea lo antes posible y se refleje en un funcionamiento”, consideró el Chepe Guerrero.

“A pesar de que ha sido poco tiempo lo más importante es que ha habido mucha comunicación con Ricardo, más allá de lo que hemos realizado en la cancha y también existe la disposición de parte del grupo, creo que eso es importantísimo, hay un gran profesionalismo y estamos tratando de aprender y adaptarnos lo más rápido posible a lo que él quiere que hagamos en el terreno de juego, conseguir triunfos facilita más esta situación”, reflexionó Muñoz.

América viaja este día a Monterrey, mañana enfrenta a Rayados, La Volpe se presenta fuera de casa y debe sortear las vicisitudes. En el equipo saben que no hay tiempo para lamentarse, sino que es momento de pasar a la acción, esperan la llegada de la Fecha FIFA para ir recuperando gente, pero sobre todo, para apuntalar los conceptos y que el equipo sea más reconocible en la recta final del campeonato.