'Para que luego chillen': José Romano

La directiva americanista, así como sus familias, tuvieron que ser retirados de su palco hacia la zona mixta, debido a agresiones recibidas por parte de un sector de aficionados de Tigres. 

José Romano, presidente ejecutivo de Club América
José Romano, presidente ejecutivo de Club América (Mexsport)

Monterrey, Nuevo León

Molestos, Ricardo Peláez y José Romano, director deportivo y director operativo del América, acusaron la nula seguridad que recibieron durante el duelo de la Final de vuelta entre Tigres y América, en el Estadio Universitario de Nuevo León.

Los directivos del cuadro azulcrema, así como sus familias, se trasladaron a la zona mixta por motivos de seguridad, ya que sobre el final del duelo, cierto sector cercano de la fanaticada de Tigres comenzó a lanzar objetos dentro del palco en donde se encontraba la comitiva americanista. 

Ya en la zona mixta, ambos directivos comenzaron a acusar la poca seguridad alrededor de su palco asignado dentro del Estadio. En el acto, José Romano, reiteró que tuvieron que cerrar la cortina debido a que les estaban lanzando objetos dentro de su lugar.

Tanto Peláez como Romano pidieron que fuesen grabados cada uno de sus reclamos por las cámaras. 

'Para que luego chillen que allá en el Azteca les avientan cosa. Tuvimos que cerrar la cortina porque traemos niños y bebés', dijo Romano, director operativo de América.