América mostró gran jerarquía: Gustavo Matosas

El técnico de las Águilas fue uno de los más felices por el título de Concachampions, mérito de sus jugadores, quienes mostraron su "jerarquía" sobre el Impact

Matosas, Rubens y Peláez, tras el título de América
Matosas, Rubens y Peláez, tras el título de América (Mexsport)

MONTREAL, Canadá

En el arranque del segundo tiempo de la Final de la Concachampions se vio una versión voraz de América, cuando fueron cayendo los goles, la euforia se apoderó de los jugadores y el banquillo; habían superado la adversidad y aseguraban su presencia en el Mundial de Clubes de Japón.

Al final del partido, la felicidad era total en la directiva, cuerpo técnico, futbolistas y sus familiares.

Gustavo Matosas era uno de los más alegres, el entrenador acaba de conseguir su primer título con las Águilas, pero, sobre todo, encontraba un premio a esos días en los que ha tenido que lidiar con las dudas y cuestionamientos sobre la marcha de su proyecto deportivo.

"El equipo ha sido irregular, pero hoy, gracias a la jerarquía que mostraron los jugadores en un momento difícil, el equipo pudo salir adelante y estoy muy agradecido con el gran trabajo de ellos.

Hay mucho cansancio, pero este triunfo le cae muy bien a este país bendito (México) que nos ha dado tanto, es una manera de agradecerle al pueblo mexicano", dijo Matosas apenas al salir de la cancha.

El uruguayo resaltó la manera en la que América impuso condiciones, porque fue un equipo que se rehízo en el segundo tiempo ante el Impact y se lo atribuyó a la jerarquía de sus jugadores.

"Siempre salir campeón es muy importante, y la manera en la que lo hizo el equipo, que aparecieron los jugadores en el momento que tenían que aparecer y en un partido que era muy complicado, habla de que son jugadores con jerarquía y que el equipo puede dar mucho más y hay que seguir trabajando".

Cuando se le preguntó a Matosas si había sufrido durante el partido apuntó que "todos los títulos los he sufrido, todos se disfrutan y se sienten maravillosos por el deber cumplido; los segundos 45 minutos disfruté mucho de ver al equipo jugar; estoy muy satisfecho y contento con ellos".

Al final, Matosas se encontró con el presidente deportivo de las Águilas, Ricardo Peláez, dos personajes que han sido cuestionados porque el proyecto deportivo no ha llegado al punto que se esperaba.

"Le di las gracias a Ricardo, mucha gente dice que estamos peleados; al contrario, estamos muy unidos, seguimos comiendo en la misma mesa, charlando todos los días y ha sido un gran respaldo para mí, siempre me habló de que el primer torneo en América es muy complicado, me decía que no perdiera la calma, que tuviera paciencia y muy agradecido con él".

Mientras, Ricardo Peláez habló a la salida del vestidor, empapado tras los festejos que el plantel tuvo, y dijo que la obtención del título es "producto del trabajo, sabemos lo que queremos, estamos cumpliendo objetivos, trazándolos poco a poco y estoy feliz, muy contento y agradecido con Dios".

El directivo apuntó que no tiene una fórmula de éxito, sino que éste "lo llevan los jugadores y la afición, lo he dicho, en esta institución, esté quien esté, no cambian los objetivos, nos ha tocado en esta estructura ganar algunos títulos, pero son de los jugadores y de la afición, nosotros algún día nos iremos y vendrán otros y los objetivos no cambiarán para nada".

Sobre el juego, destacó la madurez que mostró el equipo, que no se descompuso pese a recibir un gol en el primer tiempo. "Tuvo mucho mérito Gustavo en mantener el orden, no desesperarnos, el equipo rival tiene velocidad, fortaleza física, así nos hicieron daño, ahora jugamos bien, ordenados, encontramos los goles y terminamos ganando".