En busca de su once ideal

En la gira del América por EU, Nacho Ambriz ha probado dos esquemas para dar con el equipo que iniciará la Liga, y sabe que tiene el material humano que puede mutar entre uno y otro

Ciudad de México

Ignacio Ambriz sigue trabajando en pulir el América del Centenario. Falta poco más de una semana para el arranque del Apertura 2016, hasta hoy, las Águilas han sostenido dos partidos amistosos en Estados Unidos, ante Pachuca y León, encuentros en los que Nacho ha ejecutado un cambio en el dibujo táctico, a la espera de ver qué once montará para el debut en la Liga contra Jaguares y si opta por conservar el 4-1- 3-2 o bien pasa al 5-3-2 que ha mostrado en la pretemporada, aunque se ha podido ver que las Águilas poseen la materia prima para mutar entre uno y otro esquema.

Al plantel aún le falta la incorporación de Paul Aguilar y Michael Arroyo, quienes trabajarán en Coapa esta semana y se integrarán a la rutina normal, cuando el equipo vuelva de Estados Unidos, mientras Paolo Goltz continuará en la capital del país, tras volver a México para realizarse estudios por una lesión muscular. Y a Oribe Peralta lo tendrán cuando el Cepillo vuelva de los Juegos Olímpicos de Río.

De ahí en fuera el equipo sigue acoplándose a la idea de Ambriz, los refuerzos Silvio Romero, Bruno Valdez y Renato Ibarra, han jugado de arranque los dos partidos amistosos, avanzan en la asimilación de los automatismos y de a poco se van soltando.

Antes de viajar a Estados Unidos, Ambriz comentó lo que pretendía como grupo para el Apertura 2016, el entrenador dijo que deseaba "un equipo más dinámico, más suelto, que pueda jugar por fuera y por dentro, que haya más profundidad. Ahora, con dos delanteros, podremos jugar más buscándolos a ellos, utilizando las bandas. Estamos trabajando para ser un equipo sólido. Estamos trabajando varias formas de juego", comentó.

DE LA LÍNEA DE 4 A LA DE 5

El primer cambio sustancial de Nacho en la pretemporada se vio en el duelo ante Pachuca, pasó a jugar con una línea de 5, cuando en su estancia en Coapa, ha empleado la línea de 4 como su esquema base. Ambriz ha buscado variantes que le permitan ser más agresivo sin que se pierda el orden defensivo.

Ante los Tuzos, Nacho puso a Valdez como central por derecha, una posición que el defensa paraguayo domina, es un central nato y en la selección guaraní es donde jugaba como lateral. Bruno conoce el oficio de defender y pinta que no tendrá mayor problema para la adaptación con Paolo Goltz y Pablo Aguilar.

La segunda variación vino con el ecuatoriano Renato Ibarra, quien ejerció de carrilero por derecha, lo que lo obligó a tener recorridos más largos, pues en lugar de disponer de 50 metros para desbordar, tiene que correr toda la banda para cubrir las labores defensivas. Y Silvio Romero fungió como el centro delantero; el Chino gozó de ocasiones, pero no estuvo fino en su primer juego.

En el partido contra León del domingo pasado, Ambriz repitió la línea de 5, hizo algunas rotaciones en los hombres que jugaron de arranque, las evoluciones del equipo no fueron como en el primer compromiso, hubo momentos en los que la conjunción no fue la mejor, un síntoma de que la idea aún no termina de asimilarse.

Lo que busca Nacho con este cambio de sistema es más presencia en medio campo, tener más jugadores en la medular para llegar con más elementos al campo rival, también, abrir las bandas con sus carrileros, y cuando sus interiores arrastren la pelota pueden jugar por dentro con los delanteros, o abrir el campo para asociarse con los carrileros, con la posibilidad de que éstos manden el centro al área.


PUNTOS A RESOLVER

Hay cuestiones en las que Ambriz tendrá que tomar decisiones en caso de que quiera jugar con la línea de 5. La definición de los laterales, por la derecha si echa mano de Paul o Ibarra. Por izquierda si juega Mares o Samudio. Quién será el medio de contención: Daniel Guerrero o Javier Güémez, incluso Osvaldo Martínez. En la delantera arrancarán Darwin y Silvio por la convocatoria del Cepillo.

Estos partidos le permitirán a Ambriz dilucidar quién será su portero titular para el Apertura 2016. Hugo González, que se ganó el puesto, o Moisés Muñoz, que ha avisado que peleará por el sitio que tuvo hasta la mitad del torneo anterior.

Al América le quedan dos compromisos amistosos en Estados Unidos, esta noche juega contra Red Bulls de Nueva York y el próximo domingo contra Santos Laguna. Ahí se acabarán los ensayos y una semana después se pasará a la acción, cuando Ambriz deberá tener en la cabeza el once ideal para arrancar la lucha por los títulos que han prometido.