¿Por qué deberían correr a Ambriz si no le gana al Atlas?

A pesar de que puede sonar más que prematuro, la idea de prescindir de los servicios del entrenador del América no sonaría del todo descabellada si se toman en cuenta estos cinco puntos

Ignacio Ambriz, estratega del América
Ignacio Ambriz, estratega del América (Mexsport)

Ciudad de México

Un despido en la fecha 2 en la Liga MX es poco habitual. Más si se trata de América, quien no acostumbra realizar este tipo de prácticas. Sin embargo, de no ganarle a Atlas. podría pensarse en esta posibilidad.

Antes de que la premisa anterior pueda tomarse como un disparate, te damos cinco puntos por qué debería de darse el cese de 'Nacho' Ambriz en Coapa.

1. Los resultados. Los entrenadores son hijos de sus logros o fracasos, no hay duda. Hasta el momento no ha cumplido con los objetivos: eliminado en Liga el torneo pasado (semifinales vs. Pumas) y fuera del Mundial de Clubes (descalabro contra el Guangzhou).

2. Peleas en el equipo. Más de una ocasión ha pasado (como pasó entre Darwin Quintero y Rubens Sambueza en el 'Mundialito') y si bien se demuestra competitividad en el seno azulcrema, no es del todo sano. Incluso, Oribe Peralta se pronunció acerca de uno de estos pleitos: "para mí, es triste. No podemos caer así".

3. La presión del Centenario. Los objetivos para sus primeros cien años de América son los mismos que el año anterior: títulos. Aunque es temprano para predecir si las Águilas podrán coronarse en Liga o Concachampions, el bajo nivel futbolístico que mostraron contra el Puebla pueda ser un adelanto de lo que vendrá en los siguientes juegos. América no puede darse el lujo de no conseguir una estrella en su aniversario.

4. No hay clic con la afición. Han pasado casi diez meses de la presentación de Ignacio en Coapa y la afición sigue sin aceptarlo. Prueba de ello, fueron los abucheos con lo que lo despidieron el sábado pasado.

5. Le cuesta encontrar su once. A Ambriz le cuesta encontrar su alineación inicial. Y es que, el América de Ignacio no es de esos equipos que se conozca su once de memoria, como si lo hay en otros conjuntos. Tan solo hay que recordar, que le costó cerca de siete fechas encontrar su línea de cuatro defensores y hay ocasiones en que Benedetto y Oribe juegan juntos o separados.