Ambriz se va a pesar de su 60 por ciento de efectividad

Ignacio Ambriz terminó su etapa en la dirección técnica de las Águilas, donde pese a sus resultados ganó el clamor popular que pedía su cabeza

Ignacio Ambriz
Ignacio Ambriz (Imago7)

Ciudad de México

Finalmente el deseo del grueso americanista se hizo realidad, Ignacio Ambriz dejó de ser entrenador del América, puesto que le era reprochado ya que se consideraba al ex futbolista con pocos blasones para estar al frente de semejante institución.

La celebración del centenario americanista toma un giro inesperado, se creía que Ambriz sería el encargado de encausar el barco amarillo en tan importante suceso pero ahora su puesto está reservado para otro personaje.

La efectividad de Nacho al frente del cuadro de Coapa, sumando las competiciones en las que partició no es nada despreciable con su poco más de 60 por ciento inclusive, supera a sus predecesores: Miguel Herrera, Gustavo Matosas y Antonio Mohamed, este último se fue de América aun siendo campeón de Liga y por circunstancias parecidas a la hoy dejan fuera a Ambriz; la falta de espectáculo y luces que clama la afición azulcrema.

Ignacio Ambriz llegó a América cuestionado  ya que para muchos no era el técnico indicado para el club. A poco más de un año de su arribo para el Apertura 2015, el ex futbolista ha metido a las Águilas a las fases finales del futbol mexicano llegando a semifinales en su torneo debut, sin embargo la derrota ante Pumas en esa instancia fue un factor para que la afición lo quisiera fuera.

Después, Ambriz llegó al mundial de Clubes donde tuvo un paso efímero que nuevamente le ganó detractores en una plantilla que evidenciaba clara indisciplina, su incursión al mini mundial fue debut y despedida al caer frente al Guangzhou Evergrande en el primer partido.

No obstante la directiva le dio el espaldarazo y continuó para el Clausura 2016, certamen al que de nueva cuenta tendría la fortuna de meterse a semifinales pero no le alcanzó al caer ante Monterrey en una serie digna del recuerdo; América se quedo a un suspiro de llegar a una nueva final.

Para el presente torneo, la consigna americanista se elevó al caer frente a Chivas en casa por un marcador de escándalo: 0-3, aunque el equipo se mantenía en lo alto de la tabla; el resultado dolió más que cualquier otro en este Apertura.

Los números de Ambriz son envidiables y cualquier entrenador del gremio quisiera presumir, sin embargo en esta ocasión no fueron suficientes para mantener en tranquila a la parcialidad americanista que nunca vio en su ahora ex técnico la figura rutilante que su equipo merece, y más aún en un suceso de tal relevancia para la institución.