En las garras del Águila

Tigres remontó el marcador en el Universitario, pero sobre el final fue empatado, el escenario es todo favorable para el equipo del Piojo.

Monterrey, NL

Tigres dejó escapar la ventaja de 2-1 que obtuvo en los primeros 45 minutos del partido y el impulso del campeón y superlíder, Águilas del América, encontró su premio enfriando el Estadio Universitario al conseguir el empate 2-2 sobre el final.

La historia del duelo de ida de los cuartos de final se escribió con un par de corrientes: la del primer tiempo, en la que los felinos vinieron de atrás y tras verse superados 1-0 lograron remontar, y la de la segunda parte, en la que América hizo movimientos ofensivos y acabó por borrar las aspiraciones universitarias.

Una anotación del defensa Aquivaldo Mosquera, al minuto 89, empató el marcador y frenó el ímpetu de los frenéticos aficionados universitarios, que vivían una fiesta desafiando los cerca de 5 grados centígrados y la llovizna que se sentían en el ambiente. La diferencia de 12 puntos, y 7 escalones en la tabla general que separaban del superlíder América y Tigres, el octavo en la siembra, por momentos no se notaron, detalle que se destaca entre los puntos positivos que saca Tigres del juego.

Apenas al minuto 14 Juan Carlos Valenzuela encontró un balón peinado de José Francisco Rodríguez en tiro de esquina, para de cabeza anotar el 1-0 americanista.

Ricardo Ferretti sorprendió con un movimiento táctico en el once inicial y empleó aquella formación que le había dado resultado en los momentos de apremio, con línea de tres defensores y dos carrileros, y su escuadra fue más ofensiva.

Al 30’ los auriazules encontraron premio a su insistencia, ya que previamente Guido Pizarro había estremecido el travesaño, cuando Alan Pulido empalmó de primera intensión y de volea un gran servicio de Jorge Torres Nilo desde la izquierda.

Alan apareció solo atrás del manchón penal y conectó la pelota sin dejarla botar para con un cañonazo cruzado hacer el 1-0. Cinco minutos después Pizarro apareció en el área azulcrema, luego de que Hugo Ayala peinó un centro de tiro de esquina, y con el arquero Muñoz encima, pudo anidar el esférico en el arco de las Águilas para el 2-1.

El primer tiempo se jugó a una gran intensidad y el supuesto cansancio que traerían los jugadores del América, tras disputar el repechaje con la selección nacional en Nueva Zelanda, ni se notó.

En el complemento América se fue con todo por el empate y su asedio fue constante sobre el arco felino, lo que obligó a los auriazules a replegarse ante el dominio de los capitalinos.

Prácticamente al inicio del segundo tiempo vino una situación que fue determinante en el encuentro, después de que Danilinho tuvo que dejar el campo por una lesión. José Francisco Torres fue el elegido para suplirlo y la firmeza que mostró el equipo comenzó a venir a menos. Miguel Layún también tuvo que salir por lesión y su lugar fue ocupado por Adrián Aldrete.

Luego, al 61’, Ricardo Ferretti ordenó un movimiento más, y se decantó por la salida de Damián Álvarez para que ingresara Emanuel Villa.

Dicho movimiento partió a los universitarios, luego de que Tigres intentó jugar con dos delanteros, Villa y Pulido, tirando con Lobos a la derecha.

Esto le dejó muchos espacios al campeón, fue por ello que los americanistas manejaron  la pelota y el partido, mientras Tigres se neutralizaba.

El partido de vuelta se jugará el domingo en el Azteca y ahora los universitarios necesitan, para avanzar, un triunfo o un empate a tres o más goles.    

Lesionado y llorando

Miguel Layún salió lesionado del partido y debió salir de cambio; en la banca se quejó de dolores en el tobillo derecho, por lo que fue traslado a los vestidores en ruedas, ahí se le colocó una férula, con la que viajó a la ciudad de México previa toma de resonancia, en busca de conocer la gravedad del problema. Todo indicaría que se pierde la vuelta.

El gol de visitante
Artículo 22.3

Los clubes vencedores en los partidos de cuartos de final y semifinales serán aquellos que en los dos juegos anoten el mayor número de goles, criterio conocido como marcador global. De existir empate en el número de goles, la posición se definirá a favor del club que haya anotado una mayor cantidad de goles actuando como visitante.

Una vez aplicado el criterio anterior los clubes siguieran empatados, se observará la posición de los clubes en la tabla general de clasificación.