La vuelta al mundo en 15 días

América viajó a Japón e inició un periplo que implicará muchas horas de viaje y que lo tendría de regreso en México, en el mejor de los casos, en dos semanas, para la Final del Torneo Apertura contra los Tigres de la UANL


Los jugadores azulcremas agradecen el apoyo a su afición
Los jugadores azulcremas agradecen el apoyo a su afición (Mexsport)

Ciudad de México

Cayó el gol de William da Silva y los jugadores de América celebraron y cuando anotó Oribe se abrazaron, sabían que el pase a la Final era suyo; Necaxa lucía desmoralizado. El equipo volvía a instalarse en una Final, es una generación que se ha acostumbrado al protagonismo y eso no es una empresa fácil, porque se requiere de constancia y resistencia, este torneo fue un examen extraordinario en ese rubro.

América emprendió la hoja de ruta que llevará al equipo a Japón, vuelven a Osaka para pagar la deuda que dejaron hace un año, cuando el Guangzhou de China los eliminó en los últimos diez minutos; tras esa derrota, el equipo se conjuró para volver. Y lo hizo.

La expedición azulcrema partió a Houston, un traslado con una duración aproximada de dos horas, para cubrir los poco más de mil 200 kilómetros que hay de distancia entre la capital del país y la ciudad estadunidense; el equipo pasó la noche ahí y este martes toma el vuelo que los llevará al continente asiático, arribará el miércoles por la noche a Japón, su destino final, 15 horas de diferencia separan a México de Tokio.

El martes, el equipo saldrá con dirección al aeropuerto de Narita, Tokio. Un traslado con una duración aproximada de 14 horas para cubrir los 10 mil 750 kilómetros, que separan Houston de la capital nipona, hay que cruzar todo el Océano Pacífico. Pero ahí no acaba la cosa, porque las Águilas apenas aterricen en Tokio abordarán otro avión que los llevará a Osaka, la sede de su primer partido.

El traslado a Osaka es el de menor duración, apenas una hora para cubrir los casi 400 kilómetros que hay entre ambas ciudades; entonces, solo faltará el traslado del aeropuerto a su hotel de concentración, donde pasarán la noche y buscarán recuperarse de los viajes para la mañana del jueves empezar con las sesiones de trabajo de cara a su partido contra los coreanos del Jeonbuk Hyundai Motors.

El domingo 11 de diciembre a las 16:00 (hora de Japón) está previsto que América juegue su primer partido en el estadio Suita, tras el resultado conocerá los planes a seguir, porque en caso de perder no saldría de Osaka y jugaría por el quinto puesto en la misma ciudad, el miércoles 14.

Si este escenario se mantiene, el jueves 15, América estaría emprendiendo el vuelo de regreso a México, en principio, el itinerario maneja que las Águilas ya no volverían a Tokio, sino que despegarían de Osaka con destino a la ciudad de Houston; de nuevo cerca de 14 horas de traslado aéreo, para cubrir los poco más de 10 mil kilómetros de distancia.

Y de Houston emprenderían el regreso a la capital mexicana, aunque estaría por verse si es el mismo día o pasan la noche en Estados Unidos, por lo que estarían llegando a la Ciudad de México el 16 o 17 de diciembre y tendrían entre cinco y seis días para alistar el juego de ida de la Final contra Tigres el 22 de diciembre, en la cancha del estadio Azteca.

El segundo escenario, el que todo americanista desea, incluye detalles que podrían alterar la preparación de la Final de la Liga MX y también menos tiempo de descanso para el equipo de La Volpe.

Si América vence al conjunto coreano, el lunes 12 de diciembre el equipo debe viajar hacia Yokohama, la sede de la semifinal en la que enfrentaría al Real Madrid, el traslado puede hacerse en tren bala o en avión, todo indica que sería en avión y tendrían que desplazarse de vuelta a Tokio; en una hora estarían en la nueva sede.

Las Águilas estarían jugando el jueves 15 de diciembre contra el conjunto merengue a las 19:30 (4:30 de México), en caso de victoria o derrota, el conjunto azulcrema se asegura un partido más, ya sea la Final o el juego por el tercer lugar, ambos partidos se disputan el domingo 18 de noviembre, el juego por el tercer puesto a las 16:00 (1 de la mañana de México) y la final a las 19:30 (4:30 de la mañana, hora del centro de México).

En este panorama, América volvería a México el lunes 19 de diciembre, por la misma ruta Tokio-Houston-México, el tiempo de llegada a la capital del país se tendría previsto para el mismo lunes 19 o las primeras horas del martes, toda vez que se recuperan las 15 horas de diferencia con Japón; en cualquier caso, la prioridad sería recuperarse del jet lag y empezar a alistar de inmediato la serie final contra los Tigres de la UANL, para la cual tendrían una o dos sesiones de trabajo, antes del juego de ida.

La travesía azulcrema ha empezado, ellos estarán en actividad, es muy probable que el trajín pase factura, pero también habrá que contemplar lo que pierde Tigres en la inactividad.


Compra aquí tus boletos para la final América vs Tigres