América no dejará de creer: Rubens Sambueza

El mediocampista y capitán de América, está listo para volver al cuadro y participar en el juego contra el Real Madrid; asume que no son favoritos, pero hace una arenga al equipo para poder dar la sorpresa

Rubens Sambueza
Rubens Sambueza (Mexsport)

Enviado, Yokohama, Japón

Vuelve Rubens Sambueza, el capitán de las Águilas apunta a la titularidad en el partido contra el Real Madrid; Ricardo La Volpe recupera a un líder nato, un tipo al que le dedica loas cada vez que puede, las Águilas recuperan temperamento para una jornada en la que deberán batirse a piedra y lodo en busca de una hazaña que tendría eco internacional: privar al Real Madrid de llegar a la Final del Mundial de Clubes.

El mediocampista azulcrema cayó lesionado en el juego de ida de los cuartos de final, una distensión de ligamento de la rodilla izquierda le privó de tener un papel fundamental en los Clásicos de Liguilla. Rubens apretó los dientes, no le quedaba otra que apoyar desde el palco, confiar en el grupo y trabajar para volver y jugar en Japón.

Y llegó a Osaka como uno de los elementos que tenían una deuda personal, hace un año fue el primero en dar la cara tras el tropiezo ante el Guangzhou de China, era de los más ansiosos por contribuir en el objetivo de cerrar la herida abierta, pudo haber jugado el domingo contra los coreanos, de hecho, calentó en el segundo tiempo, pero Ricardo La Volpe prefirió reservarlo y tenerlo en las mejores condiciones para el juego contra el Real Madrid. Sambueza está listo y La Volpe lo tiene claro, debe echar mano de él, necesita que el mediocampista imprima su carácter al grupo y que sea uno de los que den un paso al frente para llamar al equipo a ser un bloque solidario.

 Sambueza acepta que la pasó mal, porque fue de los jugadores a los que las lesiones respetaron, pero sobre el final, el cuerpo no pudo más y le pasó factura en un momento crucial: “Me perdí partidos muy importantes para el equipo, no es fácil cuando te toca lesionarte y salir del equipo, pero hoy gracias Dios me toca volver y muy contento por eso, para ayudar a los compañeros lo más que se pueda y como siempre, esto es un grupo y los que han jugado lo han hecho muy bien”.

En estas semanas fuera, Rubens pudo ver a detalle cómo el equipo enderezó el rumbo y recuperó protagonismo en los dos frentes abiertos: “Lo valoro muchísimo, porque como dices es un esfuerzo que ha hecho el equipo en estos meses en los que nos hemos preparado para lograr grandes cosas, nos tocó dejar afuera a Chivas que es el rival de toda la vida, nos vamos a enfrentar a un gran rival como lo es Tigres, nos tocó volver a Japón como una oportunidad que nos dio el futbol y nos hemos preparado para esto, es lo que queríamos y la ilusión no nos la quita nadie, está intacta, queremos trabajar pensando en lo que va a ser el Madrid y en hacer un buen partido, lo tenemos que jugar y no podemos regalar nada”.

De cara al encuentro contra los merengues, Rubens no se engaña, sabe que las Águilas no figuran en las papeletas de apuestas como favoritos, pero el capitán azulcrema tira de orgullo, de fe, de confianza en que se puede salir vencedor de una batalla titánica.

“Es la realidad, acá el favorito es el Madrid, hay que ser realistas y sinceros, ellos son los que tienen prácticamente la obligación de salir campeones de este torneo, nosotros como un equipo humilde que ha venido luchando y haciendo su trabajo nos hemos metido en la semifinal y lo dijo Silvio (Romero) y lo tenemos claro: debemos hacer un partido perfecto en el cual se vea reflejado una excelente actitud y un gran sacrificio, y en el cual no podemos regalar nada porque el equipo de enfrente te lastima en cualquier momento; queremos jugar tranquilos, disfrutar, pero con una responsabilidad de que tenemos confianza en nosotros y tenemos mucha fe, entonces podemos dar un paso importante en el cual nadie cree en nosotros, solo nosotros mismos y la afición del América y nuestras familias y nos basta con eso, porque hemos llegado hasta acá con nuestra afición peleando por hacer un gran Mundial y va a estar en nosotros conseguirlo”.

Y es que el mediocampista se aferra a esas posibilidades, aunque sean mínimas y recuerda que “hoy tenemos la posibilidad de jugar contra un buen equipo, pero los partidos hay que jugarlos, sabemos que va a ser un partido muy complicado, y trataremos de dar lo mejor para, por ahí, dar el batacazo que todos queremos y pasar a una Final de un torneo tan prestigioso”.

 Y no, no quiere que les tachen de optimistas, pero su mente está enfocada en lo positivo y en la innegociable confianza en sus compañeros. “Te van a decir que estamos locos y que es imposible, pero en el futbol nada es imposible y puede pasar cualquier cosa, lo tenemos claro y como te dije: hay que hacer un gran partido y el jueves se verá lo que este equipo puede llegar a demostrar y hacer contra el Real Madrid”.

 A Rubens le tocará arengar al grupo, deberá hablar fuerte y claro, ser directo, convencer a sus compañeros, liderarlos desde el discurso. ¿Qué es lo que dirá?

“Hay cosas que no te puedo decir, pero sí recalcar el tema de la actitud y el tema del sacrificio, nos tenemos que jugar la vida por el compañero y por esta camiseta para dejar bien representado a nuestro futbol, pero lo más importante es la confianza que podamos tener nosotros para jugar este partido; eso lo voy a recalcar mucho: hay que confiar en nosotros y en nuestras cualidades porque por algo llegamos acá y por algo vamos a jugar contra el Madrid, y eso lo voy a recalcar mucho y jugar con mucho corazón y a veces cuando no te salen las cosas tienes que jugar con el corazón y sacar la casta adelante”.