América, las tareas pendientes

Las Águilas juegan esta noche ante Coras un partido que puede marcar el despertar del conjunto de La Volpe, pero deberá mostrar mejora en aspectos fundamentales

Jugadores de Club América celebran el gol de Cecilio Domínguez
Jugadores de Club América celebran un gol (Imago7)

Ciudad de México

Esta noche América salta de nuevo al estadio Azteca, una nueva oportunidad para enderezar el rumbo, un partido para levantar la moral, para recuperar sensaciones y coger confianza de cara a los dos clásicos que se vislumbran. Además, el juego contra Coras tiene sus matices y su valía, porque también se debe ganar para seguir con las aspiraciones de avanzar en la Copa Mx.
Por ahora hay tensa calma en Coapa, desde el plano directivo mandan un mensaje de justa serenidad, por ahora no se contempla un cambio de entrenador, pero no se sabe cómo puedan modificarse los escenarios, todo dependerá de los resultados y las formas que se presenten en los juegos venideros. ¿Qué mejoras debe tener América?

1. EL FUNCIONAMIENTO
Es lo primario que se espera del cuadro americanista, que muestre un rostro acorde a la jerarquía del club. En lo que va del año América no ha tenido buenos partidos desde el accionar, es una escuadra que se ha llegado a partir en varios momentos, sin que las líneas fluyan como un solo ente. Las evoluciones del conjunto de La Volpe se han limitado a leves pasajes, pero han sido raquíticos. A los aficionados del cuadro americanista no les ha gustado lo que han visto de su escuadra, la muestra más clara fue la silbatina que le dedicaron a la plantilla el sábado al medio tiempo y al final del duelo con Puebla, aunado a los gritos de "fuera La Volpe". 

2. LA CONTUNDENCIA
América no ha tenido fortuna a la hora de chutar al arco rival, el equipo azulcrema ha dispuesto de ocasiones en los partidos que ha jugado, pero la precisión no está fina en los atacantes. La plantilla ha reconocido que el paso del equipo se debe en parte a ello, a la falta de tino, lo dijo La Volpe el sábado. La sangre fría no la han tenido, Oribe, Romero, Darwin, Cecilio o Ibarra, pero este factor está ligado con el anterior, si el equipo no funciona como se pretende las ocasiones que genera son escasas, el balón no fluye por las bandas ni le llega al eje de ataque, la falta de picardía y de profundidad tendrá menos remates a gol... pero la que se tenga se debe procurar que acabe en las redes, atinar al cuadrito del fondo es otra asignatura pendiente.

3. CONVENCER A SU GENTE 
En el Azteca, América ha jugado tres partidos, dos de Liga y uno de Copa, venció a Santos por 3-2, luego a Veracruz por la mínima y el fin de semana empató a cero con Puebla. En ninguno de estos juegos, las Águilas han mandado a casa a su gente con un buen semblante, en el duelo contra los laguneros pasaron muchos minutos de estrés porque el cuadro de José Manuel de la Torre acabó empujando por logra la igualada y las Águilas se salvaron de ella. 
Contra Veracruz fue otro partido en el que mostraron muy poco, aunque se llevaron la victoria, el aficionado americanista se fue a la cama con la impresión de que su equipo le seguía debiendo. Lo del sábado fue un ejercicio de desesperación, gritos, ansiedad, impotencia... un cúmulo de sentimientos porque lo que ven en el césped no les llena la retina. 
El juego de esta noche contra Coras tiene su valía, ganar también lleva implícito vencer a un equipo que tiene su parentesco con Chivas, además de una carga anímica tan necesaria en Coapa. El partido de hoy puede marcar el punto de despegue de un América o agravar más, mucho más la situación, pero ojo; una victoria solo tendría el efecto de un analgésico, el mal se cura el próximo sábado en la cancha del estadio Chivas.