América se conforma con un empate ante Pachuca

Aunque los azulcremas se sobrepusieron de un primer empate, no pudieron mantener la ventaja y sucumbieron ante los Tuzos al empatar 2-2 en su presentación como local.

Ciudad de México

Poco pudo mostrar el América en su primer partido del torneo; los pocos espacios que Querétaro les cedió no le sirvieron a las Águilas para mostrar su poderío ofensivo.

Es por eso, que ahora en su debut en el estadio Azteca, los de Coapa tenían la obligación de dar una buena actuación y dejar ver sus mejores sus armas de ataque. Cuando América parecía tener todo controlado, Pachuca les puso trabas y les empató en los minutos finales 2-2 arruinándoles a las Águilas su presentación en casa.

PERALTA Y HENRY COMANDARON

Si hay alguien que se ha adaptado bien a las ideas de Miguel Herrera, es Henry Martín, quien desde los primeros minutos comenzó a ser incisivo en el ataque. El número 21 de América ingresó al área por la banda derecha, pero fue derribado por José Martínez y el silbante marcó pena máxima a favor de los locales.

La afición comenzó a calentar la garganta al ver que Oribe Peralta cobraría desde los once pasos: el delantero americanista se perfiló pero el cobro fue débil y permitió a Alfonso Blanco atajarlo sin mucho problema.

Los locales continuaron con mayor intensidad al frente, mientras que Tuzos se mantuvo a la espera de un contragolpe y repeliendo el ataque rival. Así fue al minuto 7 cuando Martín intentó con una jugada individual que el arquero cortó.

Blanco había mostrado buen dominio de la ofensiva americanista, pero una distracción la pagó caro. Con apenas una serie de toques, las Águilas ingresaron al área. Darwin Quintero filtró para Peralta, quien la prendió de volea para redimirse de su error y poner el 1-0 al 13’.

Los Tuzos poco a poco despertaron y lo hicieron con dos ocasiones de peligro. Al 22’ Franco Jara ahogó el grito de gol al poner el balón en el travesaño; la visita recuperó y acto seguido Agustín Marchesín con un manotazo envió a la esquina un cabezazo de Erick Aguirre para salvar a su equipo del empate.

A pesar de que las Águilas mantenían el orden, el Piojo tuvo que quemar su primera carta al sacar al 19’ a Paúl Aguilar por lesión; en su lugar entró Edson Álvarez.

América no quería dejar crecer al rival. Hasta ese momento, la fórmula le había funcionado bien a Herrera, pero ante la insistencia de Pachuca cambió de banda a Martin y le dio mayor movilidad en el medio campo y por la derecha a Darwin Quintero; mientras que Henry estaría más cercano a Oribe del otro lado.

Al 29’ el ataque azulcrema siguió. Renato Ibarra mandó un disparo cruzado, pero a Darwin le faltó velocidad para llegar a rematar; dos minutos después, el colombiano dejó ir el segundo al mandar por arriba un tiro libre.

Las Águilas bajaron un poco el ritmo; Martín no se veía cómodo por la izquierda y repercutió en varios balones perdidos. El balón tomó mayor circulación por el medio campo en la recta final, fue ahí donde Henry tuvo oportunidad de abrir el marcador con un disparo cruzado que salió por un lado. Así, América se fue al descanso con la mínima ventaja.

LES ARRUINARON EL TRIUNFO

No habían transcurrido ni siquiera segundos de la reanudación y Pachuca sacó la garra. Al 46’ en el cobro de un tiro de esquina, apareció Óscar Murillo para elevarse y con la cabeza poner el 1-1.

Ante el gol, la afición local no quería ver a su equipo caer y comenzó a alentarlos con mayor fuerza para que buscaran el gol.

América comenzó a carecer de lucidez; al 52’ una combinación entre Martín, Quintero y Oribe no pudo ser culminada por ninguno de los tres americanistas. Dos minutos después, con mejores espacios, los mismos protagonistas volvieron a fallar en el tramo final. Enseguida llegó la respuesta de los Tuzos con un cabezazo de Jara que apenas se fue por un costado.

América dejó de generar y probó con tiros de larga distancia; caso contrario de Pachuca que no se cansó de buscar la portería de Marchesín. Lo anterior, no duró mucho y mientras el balón circulaba en el medio campo, los locales buscaron la manera de carburar.

Después de minutos de tedio, América encontró la fórmula: Oribe fungió como enganche y permitió a Mateus Uribe tener mejor movimiento. Al 74’ el colombiano se fue por la banda derecha, puso un servicio y encontró a Henry Martín, quien marcó el 2-1 con un zapatazo de derecha.

Los locales quisieron ampliar la ventaja, pero su imprecisión les hizo una mala jugada que terminaron pagando con el empate 2-2 obra de Víctor Guzmán y así los locales se quedaron con las ganas de celebrar en casa con su afición.