En los Clásicos, las cosas buenas casi no se cuenta

Noche del América vs. Chivas  y las familias, el ingrediente principal, está listo, una de esa cosas buenas que casi no se cuentan


Ciudad de México

¿Qué esperamos de un América contra Chivas en el futbol mexicano? Show, futbol  y emociones es lo primero en lo que pensamos, en los 22 que están en la cancha, por quienes pagamos un boleto para, al menos en el papel, encontrar diversión.

Sin embargo, son noventa minutos en los que, si se es fanático recalcitrante, se sufre y angustia con el resultado y el gozo queda a un lado.

No hay que ir tan lejos, afuera, en la previa, es suficiente con levantar la cabeza y dejar de 'watssapear' (o estar mirando el celular) para enterarnos de lo que pasa a nuestro alrededor, humor (in) voluntario que está ahí.

En los últimos años, la violencia en los Clásicos Nacionales ha tenido algunos capítulos para el olvido. Fotografías de sangre y policía inundan las redes sociales, periodismo al fin y al cabo el que nos guía, aunque, a veces, el color de las familias es más grande y salpica esos momentos.

Basta con una pancarta rotulada y una chiva para generar retuits y sacar alguna sonrisa en el partido más relevante de la Jornada 7 del Apertura 2016 hasta al rival. Las cosas buenas casi no se cuentan en los Clásicos, pero cuentan mucho.