Matosas, siempre con las maletas listas

El técnico uruguayo del América sabe de la exigencia que un entrenador tiene, razón por la cual siempre tiene el equipaje preparado

Gustavo Matosas, técnico del América
Gustavo Matosas, técnico del América (Michel Trevilla)

Ciudad de México

El uruguayo Gustavo Matosas, director técnico del América, tiene el respaldo de la directiva azulcrema, donde lleva una buena relación, aunque eso sí recordó que su permanencia depende de resultados.

Sabe que el puesto de estratega siempre está en juego, por lo que no se mostró apresurado en caso de perder el clásico mexicano ante Chivas el domingo y no lograr el título de la Liga de Campeones de Concacaf la otra semana, aunque siempre la meta es triunfar.

"El puesto del entrenador siempre está en juego, mi peor critico soy yo, quiero todo. Uno debe aprender a convivir con eso, las reglas del juego son así. Por eso siempre tengo una maleta puesta en mi casa, porque no sabemos cuánto vamos estar acá. Es ley de la vida del futbol".

Reiteró que el máximo responsable por los baches que viven las Águilas es él, compromiso que le gusta aceptar: "El responsable soy yo, la cabeza soy yo, el líder soy yo y asumo y me gusta esta responsabilidad. Voy a ser siempre el responsable porque es lo pasa siempre que acepto un equipo".

Destacó el arropo de la directiva azulcrema y negó que tenga diferencias con el director deportivo Ricardo Peláez, aunque insistió que a pesar de una buena relación, los resultados al final son los que mantienen a un técnico en cualquier institución.

"Me llevó bien con Peláez, la reacción de la gente es inesperada, pero lo que he recibido es un gran respaldo, pero no tengo que dejar de reconocer que vivó de los resultados y sé que si los resultados se dan o no se dan, no es un tema personal, es un tema de resultados. Yo siento respaldo total en el club".

En una amplia conferencia de prensa en las instalaciones de Coapa, reconoció que sin saber su futuro al frente del América, es importante que un entrenador piense en lo que sigue, incluso en una posible pretemporada, sin importar si estará o no en el equipo para el próximo certamen.

"El entrenador siempre debe estar con un ojo en lo que viene y otro en la situación del momento. Tengo que estar preparado mirando a futuro, en la pretemporada, en los refuerzos y sabiendo que igual este momento no llega", aseguró.