América y Chivas: un centenario opuesto

Ambos frentes vivieron circunstancias muy distintas en sus respectivos centenarios; alegrías por un lado, decepciones en otro

Chivas logró salir campeón en el año de su centenario, una tarea pendiente para el América
Chivas logró salir campeón en el año de su centenario, una tarea pendiente para el América (Mexsport / Imago7)

Ciudad de México

Los máximos representantes del futbol nacional, Guadalajara y América han alcanzado un siglo de existencia; sin embargo, para muchos, el 'cumpleañero' no ha estado acorde a las circunstancias en esta celebración que solo se vive una vez.

Si bien las luces no abundaron en el año del centenario para Guadalajara, la directiva, ya bajo el mando de Jorge Vergara, sabía que era un periodo que no podían pasar desapercibido.

La parcialidad americanista se ha pronunciado ante la falta de interés de los hombres que dirigen al equipo, aquellos férreos críticos reclaman cosas que no tienen marcha atrás, por ejemplo: un uniforme indigno a la esencia del club, además el haber perdido el clásico humillantemente.

La playera

América cumple años el 12 de octubre de 2016, justo este Apertura 2016 es el semestre del centenario y en él, previo al arranque del certamen, la preparación y las presentaciones mantenían en vilo a la afición, una de ellas fue la exposición de su jersey con la cual buscan el campeonato en el torneo.

La camiseta, totalmente alejada a la expectativa de los aficionados, ocasionó su descontento, ya que muchos esperaban algún modelo retro o una prenda conmemorativa. El deseo por un objeto que atesorar se quedará en el olvido.

En el otro frente, Chivas no solo lanzó una playera conmemorativa, si no que ésta enaltecía a sus orígenes. El diseño retro de la playera mantenía su diseño tradicional, rojo y blanco y además hacía referencia a su génesis; en el centro se hallaba el escudo del Club Unión, un mítico equipo que dio paso a la formación de los que es hoy Guadalajara.

Los Clásicos

En el Clausura 2016, el cuadro amarillo derrotó en el Clásico correspondiente a los tapatíos 1-2 en la perla de occidente. Tras 17 fechas ambos se verían las caras de nuevo en los cuartos de final y nuevamente América daría cuenta de Chivas dejándolos en el camino; la mitad de la tarea estaba hecha.

No obstante, la presión es tal en el club de Coapa que una derrota por mínima que sea, puede cimbrar la estabilidad del equipo, y es aún peor si la caída se da ante el rival odiado.

América reprobó la otra mitad de la tarea pendiente en su celebración. La herida ocasionada por Chivas en el año del centenario al golearlos a domicilio es uno de esos partidos que la gente guardará en la memoria.

Para Chivas, el 2006 fue un año memorable, principalmente por estar un paso adelante en todo a su rival histórico, al vencerlos en los clásicos correspondientes de ese periodo, no hubo cabida para una sola alegría azulcrema.

En la jornada 7 del Clausura 2006 vendría el primer triunfo en el Jalisco gracias a un solitario gol Gonzalo Pineda, una derrota que decretaría la vuelta al banquillo americanista de Manuel Lapuente.

La segunda mitad tenía preparada para la nación rojiblanca una de sus más grandes satisfacciones, entre ellas fue nuevamente borrar al América en el Clásico en casa 2-0; pero las circunstancias los pondría en el camino de nuevo, ahora en las semifinales de ese torneo, cuyo pase a la final se quedó en Guadalajara.

La cuenta pendiente y la más importante

Estamos inmersos en la segunda mitad del Apertura 2016 y pese a estar en zona de Liguilla, la asistencia de América a la etapa importante del torneo está en suspenso y la presión demanda que el equipo no tenga otra alternativa que levantar el trofeo de campeón, como lo hizo Guadalajara en 2006.

Chivas cerró con broche de oro aquel año al obtener su onceavo campeonato tras derrotar a Toluca en su casa, rompiendo la paridad en ese momento con América, al ser el club más ganador de México, título que ahora le pertenece y que buscará acrecentar ahora, de lo contrario el centenario no podría ser más deslucido.