La hora de Cecilio

El atacante paraguayo se pone a punto para debutar con América este sábado, cuando las Águilas reciban a Veracruz en el Azteca

Cecilio Domínguez firma con América
Cecilio Domínguez firma con América (Twitter 11_dominguez94)

Ciudad de México

Cecilio Domínguez salta al campo de juego y bromea con algunos de sus compañeros, el delantero paraguayo lleva ya un buen camino en la integración a la dinámica del América, ha caído en terreno firme, porque en el club hay compatriotas que ayudan a que la adaptación sea mejor, hay consejos y apoyo para que no resienta el cambio de país, más cuando es la primera vez que se sale al extranjero y a una institución que demandará mucho semana a semana. "Es un plus para mí, en eso no me voy a sentir lejos de casa, hay cinco compañeros paraguayos, pero espero que como conjunto nos vaya bien a todos".

El atacante paraguayo trae un buen rodaje, en el futbol de su país destacó con Cerro Porteño, un conjunto que en Paraguay goza de prestigio, pero la camiseta de las Águilas siempre supone una dosis de presión grande, sobre todo porque se espera que los extranjeros marquen diferencia y se conviertan en puntos de referencia, deben demostrar su valía sin excusas.

"Esperemos que Cecilio nos dé algo de lo que hemos visto de él, porque nos va a dar un ataque más fuerte", dijo hace una semana Ricardo La Volpe; el entrenador de las Águilas prioriza de jugadores que puedan desequilibrar y conjuntarse de tal manera que puedan crear opciones de gol, quiere el 'Bigotón' elementos "picantes" que le den ese tono de agresividad a su eje de ataque y que sean letales a la hora de tirar al arco rival.

Por si fuera poco, la situación actual del América requiere goles que le permitan alcanzar una victoria incontestable contra Veracruz para empezar a cambiar el estado emocional del equipo que anda tocado por la ausencia de victorias y porque el equipo no ha logrado el funcionamiento que se pretendía.

Aunque Cecilio es un jugador que vive más cerca del área, en Coapa no descartan que sea ese volante que requiere La Volpe y que tanto añora el equipo. Tras la salida de Sambueza, no hay un interior por izquierda que balancee al equipo entre la defensa y el ataque, algo que podría hacer el guaraní, porque tiene el fuelle físico para darle esa ida y vuelta, habrá que ver cómo va su adaptación a la altura de la capital.

Como sea, Cecilio ya tiene claro adonde llega, la exigencia "he mirado en redes sociales lo que es América y me emociona mucho, ya quiero jugar. De parte mía voy a dar mucha entrega, a pelear cada balón como si fuera el último, que la gente nos apoye y nos aliente como siempre".

El paraguayo brinca al campo principal de Coapa, toca el balón, unos toques con cierta fantasía, en el short y en su playera destaca el número 10, ese que los códigos del futbol le han destinado a los jugadores que poseen una capacidad especial para marcar diferencia, ese que en América llevó hasta el año pasado Osvaldo Martínez, otro paraguayo que dejó un legado de títulos y talento.

Un número que antes había portado también Salvador Cabañas, un referente del futbol paraguayo y que en poco tiempo se ganó el cariño de la tribuna azulcrema. El "10" que honró Cuauhtémoc Blanco, ese dorsal ahora le pertenecerá a este joven de 22 años que tendrá los reflectores el próximo sábado en el momento que salte al campo.

"Me siento feliz por agarrar un número tan importante, sé que Cabañas estuvo acá, la '10' sí es importante, pero son solo números; si la tengo y no hago nada dentro de la cancha, entonces no sirve para nada", dijo a Univisión.

Cecilio tenía distintas ofertas para salir de su país, se escuchó que en Brasil lo querían y que algún club europeo también lo buscó; recaló en Coapa, porque sabe que si hace bien las cosas en México, las Águilas pueden ser un buen trampolín a otras latitudes, o bien convertirse en otro de esos paraguayos que echa raíces en el futbol nacional.

En el club hablan buenas cosas de Domínguez, confirman que cuenta con desequilibrio y que llega bien desde la segunda línea y que en el área define con seguridad, arranca por la banda izquierda y maneja los dos perfiles para el golpeo de balón.

Faltan dos días para que América empiece el camino de su reivindicación, se presenta en la Liga en el Azteca, con la urgencia de sumar los tres puntos. El escenario perfecto para que Cecilio Domínguez tenga su bautizo como americanista en su nueva parroquia y que empiece a ganar adeptos. Se acerca la hora de Cecilio.