Bruno Valdez, listo para la competencia en América

En los días que las Águilas sufrieron muchas bajas en la defensa, el futbolista se levantó como pilar de la zaga, y en la pretemporada se pone a punto para aferrarse a la titularidad en el próximo torneo.

Cancún

Hubo un momento en el Clausura 2017 en el que América se quedó cojo, perdió jugadores con tanta frecuencia que sobre paso el calificativo de mala racha, uno tras otro iban cayendo los soldados azulcrema, las batallas dejaban heridas físicas que en algunos casos siguen en un proceso de sanación.

En la defensa, se tuvieron que recomponer muchas cosas, fue una zona del campo en la que se improvisó y se encomendó a que los jugadores tuvieran un dejo de suerte y que su carácter lo sacara a flote.

Paolo Goltz se fue lesionado en el partido de octavos de final de la Copa Mx contra Tijuana. No volvió a jugar más desde el 8 de marzo. Luego, Pablo Aguilar se fue suspendido y al paraguayo aún le quedan dos partidos de suspensión. Y por esos mismos días Miguel Samudio también sufrió una lesión que lo bajo del equipo titular. Encima, Paul Aguilar seguía sin el alta médica. La defensa se rompía.

Entonces apareció Bruno Valdez para inyectar un poco de calma, el defensa paraguayo volvió a su habitat natural y se hizo jefe de la defensa, Ricardo La Volpe le encomendó mandar desde el fondo, Bruno supo cómo hacerlo porque en el centro de la zaga es donde mejor se siente. Como caudillo, asumió las solicitudes de los jefes de banquillo que recurrieron a él para cubrir la lateral derecha e icluso llegar a jugar como lateral por izquierda, pero pegado a la raya de cal no vive en plenitud.

Todo indica que no habrá más de ello, que Bruno seguirá en el centro de la defensa, la idea de Miguel Herrera de jugar con una línea de cuatro defensores llevará a que la pelea por la titularidad se incremente de forma considerable, porque el Piojo cuenta con tres centrales natos para dichos puestos: Bruno, Paolo Goltz y Pablo Aguilar.

"Sí va a ser una competencia muy dura porque Pablo y Paolo son grandes jugadores, uno se motiva por ese lado para trabajar el doble, estar ahí y el profe decidirá quién está para jugar".

El defensa guaraní que espera seguir creciendo como futbolista amarillo y empezar a conseguir títulos con el cuadro de Coapa en el Apertura 2017. "Es un torneo nuevo el pasado ya quedó atrás, obviamente en lo grupal nos quedó la espina de no poder clasificar a la Liguilla, pero ya lo dejamos atrás y ahora estamos ocupándonos del torneo que viene; nos estamos preparando para conseguir los objetivos que nos propusimos".

Después de haberse consolidado en la zaga, Bruno apunta que fue un buen torneo, pero no entra a valorar si fue su mejor versión, porque sus metas son más altas aún: "No sé si fue mi mejor versión, pero el momento que estuve viviendo sí me gustó mucho, porque es la posición en la que me siento más cómodo y se nota eso, pero uno siempre quiere mejorar y quiere apuntar a grandes cosas así que trataré de esforzarme al doble para ser un jugador reconocido en este club y en esta institución", comenta.

Eso sí, más allá de la competencia, el paraguayo espera que este torneo sea diferente para América y que sus compañeros gocen de salud, porque el equipo tendrá más nivel, pero también porque siempre es duro ver a un compañero fuera de actividad por una lesión. "Fue una lástima lo de los compañeros, porque a uno no le gusta estar fuera por lesión, estar a un costado, pero eso ya pasó y mentalmente estamos recuperados y esperemos que en la no haya muchas lesiones".

En el plano personal, Bruno valora su paso por las Águilas de buena manera, próximo a cumplir un año en Coapa, se quedó a unos segundos de lograr el título en diciembre, no pudo ser y quedó un sabor amargo, pero está convencido que el equipo tiene las armas para poder pelear por la corona en el siguiente curso.

"En mis primeros seis meses estuve en una Final y venía jugando también. Ahora me está tocando hacer una pretemporada después de hace mucho tiempo y eso ayuda a que el cuerpo esté mejor, uno siempre trabaja para poder demostrar que está preparado para el puesto en el que lo necesiten y voy a seguir buscando metas. Nos propusimos un objetivo y escuchando a los demás diciendo que están dispuestos a conseguirlo a uno lo motiva; entonces en lo grupal estamos bastante bien estamos muy fuertes y eso nos va a ayudar a salir adelante".