Las voces del América

En América buscan mejorar lo mostrado tras siete jornadas, por lo que el Clásico Joven es crucial para empezar a corregir el rumbo.

Oribe Peralta, atacante del América
Oribe Peralta, atacante del América (Mexsport)

Ciudad de México

Previo al Clásico Joven en contra de Cruz Azul, el próximo sábado en el Estadio Azteca, en América buscan mejorar lo mostrado, ya que es un conjunto que no puede encontrar el gol, ni un tanto por partido puede marcar; no contará con Cecilio Domínguez, además de que Ricardo La Volpe aún no encuentra la cuadratura de este equipo. Esta jornada representaría el reencuentro de Oribe Peralta con las redes. 

AÑORANZA POR CECILIO

La mala noticia para América es que Cecilio Domínguez no podrá estar en el juego del sábado. El paraguayo avanza en la recuperación de la luxación de hombro que sufrió en el partido contra Coras y que ya lo privó del duelo ante Chivas; él intervino con goles en las dos victorias que contabiliza el club en este torneo. Le ha impreso un tono de desequilibrio al equipo desde la banda izquierda, es un hombre fresco que si bien no es un centro delantero nato, merodea el área rival con mucho peligro; no estará y sin él se pierde peso y punch al frente.

PAUPÉRRIMA EFECTIVIDAD

Que un equipo como América tenga 0.85 goles por partido en lo que va del torneo parecería ser un cuento de terror, resulta inverosímil que las Águilas no puedan tener una efectividad más alta en el curso actual, porque tienen en su plantilla jugadores de buen pedigrí, delanteros de alto calibre, pero en el Clausura 2017 no ha logrado manifestar su potencial. Lo más preocupante es que ante equipos que poseen menores recursos, los ofensivos se han ido en blanco, y es que no se trata de jugadores que apenas conozcan la Liga, sino de elementos que llevan su tiempo en México, como Silvio Romero, Darwin Quintero, Michael Arroyo y el propio Oribe. La falta de gol en América suma 278 minutos desde el último tanto marcado por el equipo americanista (ante Morelia en la Jornada 4), que por cierto fue logrado por un defensa: Édson Álvarez.

EN BUSCA DE LA CUADRATURA

La Volpe ha movido fichas, los únicos jugadores ofensivos que no han faltado en sus equipos han sido Oribe Peralta y Renato Ibarra, ambos con distintas funciones. En el caso de Oribe le ha tocado ejercer de centro delantero en la posición de 9, aunque no es estático y en otros duelos ha r retrasado su posición. Mientras Ibarra es un tipo que ha fungido como interior o extremo, incluido lateral, siempre pensando en desbordar por la banda derecha. La ausencia de Cecilio abre la posibilidad para que Arroyo o Darwin entren en el once titular, incluso el propio Romero.

LA BALA EN LA RECÁMARA

El semestre pasado, Silvio Romero fue el mejor anotador de América en la fase regular, en sus primeros meses en Coapa, marcó 10 goles, un buen registro, pero en el actual torneo ha tenido que ver la mayoría de partidos desde el banco, a la espera de que llegue el llamado para mandarlo al campo, solo ha saltado como titular en dos compromisos, pero no ha visto puerta. Es más, en el duelo contra Chivas, se levantó a realizar movimientos de calentamiento y aunque el partido reclamaba hombres de jerarquía, La Volpe optó por darle entrada a un canterano inexperto. Silvio es el ofensivo que menos minutos ha tenido, tomando en cuenta que Michael Arroyo se perdió un par de juegos por estar lesionado y en otro fue el jugador sacrificado por la 10/8. Habrá que ver qué le depara a Romero en el partido del sábado, el torneo pasado fue el victimario de La Máquina.

LA JORNADA DE ORIBE

Partidos como el de este sábado esperan la aparición de héroes, alguien que cargue con la bandera del equipo y la ondee victoriosa. En América esperan por alguien así, porque es un partido crucial. Oribe Peralta es un guerrero nato que transmite su espíritu de batalla, más allá de las ocasiones, pelea hasta la última gota de sudor. El juego contra Cruz Azul y el estadio Azteca representan un contexto perfecto para que el capitán azulcrema manifieste su liderazgo y sea una pieza clave en el despertar de las Águilas. América necesita los goles de Oribe y el Cepillo ansia marcarlos.