“Esto es de güevos”: Ignacio Ambriz

El técnico del América aún mantiene fe en remontar el tres a cero que Pumas le metió en el Azteca, una situación de la que su plantilla ya tiene conocimiento

Ignacio Ambriz, técnico del América
Ignacio Ambriz, técnico del América (Iván López)

Ciudad de México

Solo hubo caras de decepción y enojo en cada uno de los elementos del América, después del 3-0 que les metió Pumas. El técnico Ignacio Ambriz fue el más optimista, y dejó en claro que los suyos son capaces de anotar los cuatro goles que requieren.

"Los he visto hacer remontadas. Esto es de güevos y tenemos que jugar así". Eso sí, de inició dejó en claro que "los milagros no existen, creo en el trabajo. Es una remontada, pero éste equipo lo puede hacer".

Enseguida, al timonel se le preguntó por qué había dejado en la banca a Darío Benedetto, quien ha sido el más eficaz, su respuesta fue corta y contundente: "Tácticas mías".

'Nacho' no pudo ocultar la impotencia por el resultado. América fue superior todo el primer tiempo, pero las dos expulsiones fueron claves en su derrumbe.

"El primer tiempo fuimos muy superiores. Nos faltó tino para hacer el gol. Es muy pronto la expulsión, luego otra después del tanto. No podemos cometer ese tipo de tonterías".

Insistió en que sus jugadores fueron mejores y tenían controlado el partido, hasta los yerros ya señalados.

"A través de la pelota parada Pumas nos hizo daño. Eso te da bronca porque jugamos una semifinal".

Además, hizo énfasis en que "con dos expulsiones es muy complicado. Sabíamos que íbamos a sufrir, y nos llevamos un 3-0. No habíamos sufrido esas expulsiones. Todos tenemos la culpa. Sí me da bronca, porque manejamos bien el partido".