América, a reencontrarse con su gente

Tras la victoria sobre Cruz Azul, los jugadores de las Águilas van por otra, ahora ante León, pues el objetivo es mejorar la comunión con su afición

Los jugadores del América, motivados para el duelo contra León
Los jugadores del América, motivados para el duelo contra León (Santiago Chaparro )

Ciudad de México

Los últimos días del americanismo han sido de gozo, el triunfo de último minuto logrado sobre Cruz Azul generó que la afición azulcrema le concediera crédito al equipo, pero la plantilla sabe que hay una deuda pendiente con su parroquia y en el estadio Azteca. Lo ocurrido en el Clásico con Chivas no se ha olvidado, pero se ha dejado aparcado como un recuerdo de lo que no debe volver a suceder en los partidos que el equipo dispute como local.

Este sábado, el encuentro contra León tendrá un matiz especial, el lleno está garantizado después de la que el club regaló todas las localidades. La afición rugirá y alentará, pero también demandará un buen juego. No hay mejor motivación para un jugador que ver su casa a reventar, y América deberá sacar provecho de ello y lograr esa comunión que se le ha negado en los últimos compromisos, porque desde la Jornada 2 no han logrado una victoria: se tropezó con Tigres y Chivas y se empató con Morelia.

Silvio Romero, Bruno Valdez y Diego Pineda acudieron a una sesión de autógrafos en una tienda de artículos deportivos, donde convivieron con poco más de 100 aficionados. Ahí, Silvio Romero, el héroe del pasado sábado en el Azul, aceptó que el equipo se está preparando para la atmósfera que vivirá y señaló que el deseo es ofrecer un buen partido para que sus aficionados salgan contentos. "Va a ser muy lindo, obviamente, que se siente mucho más el apoyo de la afición cuando el estadio está lleno; creo que es una buena oportunidad para regalarles un triunfo; como lo dijimos, va a tener un sabor especial el triunfo ante Cruz Azul si logramos los tres puntos. La afición siempre apoya, obviamente cuando vienen mejores resultados está más contenta", dijo el argentino.

El Chino también se refirió a esa bipolaridad que ha presentado el equipo, pues así como fue capaz de consumar un ejercicio de orgullo para levantarse de un 0-3, también ofreció pasajes de irregularidad y vulnerabilidad.

Romero apuntó que "son circunstancias del juego, obviamente que no queremos dar ese tipo de ventajas como las dimos contra Cruz Azul en el primer tiempo, queremos salir como lo hicimos en el segundo y para eso tenemos que seguir trabajando y entrar más concentrados, para no dar ese tipo de ventajas. Fue un segundo tiempo sensacional, no solamente en lo personal, sino de todo el equipo, se vio un cambio de actitud muy grande; estamos trabajando para buscar ganar el próximo partido".

GRUPO UNIDO

Bruno Valdez, defensa de las Águilas y quien ha salido del cuadro titular en los últimos dos partidos, aclaró que en el vestuario no hay división y que siempre se han mantenido unidos ante las críticas externas. "Nunca se quebró el vestuario, siempre estuvo fuerte y hasta hoy en día estamos manteniendo eso; siempre nos encerramos en el vestuario sin escuchar las críticas".

El defensa paraguayo reconoció que hay un punto de atención en la retaguardia, porque han caído muchos goles en los últimos juegos. "Sí, nos convirtieron muchos goles, pero somos conscientes de que trabajando en la semana vamos a poder reemplazar eso y trataremos de poder mantener el cero", comentó.

De su situación personal, al perder la titularidad, no hizo drama ni buscó a Nacho Ambriz para dialogar con él, sino que tiene como reto esforzarse para volver a la foto de inicio. "No tuve conversación con Nacho, tampoco le voy a reclamar por qué me sacó, sino que hay que seguir trabajando y demostrando para estar en el once inicial. Cuando uno entra en el equipo le dan explicaciones y uno no puede reclamar cuando sale, sino seguir trabajando".