América, un equipo de obreros

Ricardo Peláez, presidente deportivo del América, dijo que en las Águilas hay jugadores comprometidos con la causa y no fichajes de renombre

Ciudad de México

El nuevo América, el que ha comandado Ricardo Peláez desde la presidencia deportiva en los últimos cinco años, tiene su fundamento en jugadores obreros, tipos que han llegado con hambre de gloria y no fichajes rutilantes que brillen más fuera de la cancha que dentro. En el pasado draft, las Águilas repitieron la misma ecuación de los últimos años, pocas contrataciones y en posiciones estratégicas, nada de compras de pánico. Los jugadores que fueron elegidos han sido seguidos puntualmente, el área de inteligencia deportiva realiza una inspección constante y evalúa quienes y por qué pueden vestir la camiseta. Como en todos los equipos, hay algunos que cuajan de la mejor manera y otros que no.

Bruno Valdez (Paraguay), Silvio Romero (Argentina) y Renato Ibarra (Ecuador) son las cartas nuevas por las que ha apostado la directiva y el cuerpo técnico para la confección de la plantilla en el semestre que el club celebrará su Centenario. Un defensa, un delantero y un volante de ida y vuelta. El plantel, salvo algún imprevisto de último momento, está cerrado. Se mantiene un núcleo sólido que ha ganado dos títulos de Liga y dos de Concachampions.

Si alguien se cuestiona por qué América no fichó jugadores de más cartel, uno de esos tipos que robara portadas por su recorrido internacional, Ricardo Peláez lo explicó claro y concreto; el presidente deportivo considera que hay un perfil que les ha dado buenos dividendos y no había motivos para alterar la hoja de ruta de los últimos años.

"Llevamos nueve torneos clasificando de forma permanente, somos el primer lugar en cociente, uno de los equipos que más goles ha anotado y menos ha recibido en los últimos cinco años, las estadísticas indican que no hay por qué traer jugadores de renombre, si se están dando las cosas y logrando los objetivos que nos hemos trazado. Queremos jugadores ilusionados, comprometidos y que se adapten a una estructura que existe y no gente de gran renombre que a lo mejor no venga a aportar lo que pretendemos; vamos a seguir por esa vía, aquí queremos jugadores comprometidos para lograr los objetivos de la institución y que nos exige la afición".

Pues bien, aclarado el punto, tanto el presidente deportivo como el entrenador del primer equipo, coincidieron en apuntar que el actual plantel es el pretendido para mantener una línea protagonista y que los caudillos que hay a disposición de Nacho Ambriz pueden y pelearán por los tres torneos en los que el club participará: la Liga Mx, la Copa Mx y el Mundial de Clubes de Japón.

Ignacio Ambriz no le pone peros a su plantel. "Llegan refuerzos importantes: (Bruno) Valdez tiene esa polivalencia de poder jugar de central o de lateral, es un chico con una gran proyección y que viene a sumar su calidad en la parte defensiva; en el medio, un jugador como Renato Ibarra que ya lo veníamos viendo desde hace tiempo, ya lo conocía, el club lo venía buscando, juega más pegado a la banda, a los nuestros les gusta más jugar por dentro y con Renato intentaremos tener más profundidad, y lo de Silvio, la calidad que ha mostrado en Jaguares es importante, es un chico que tiene gol y ahora exprimirlo de la mejor manera y que se adapte a los jugadores que tiene alrededor, estamos muy ilusionados de que venga a aportar esa cuota goleadora".

LA EXIGENCIA DE SIEMPRE

El Centenario del América obliga al equipo a ser protagonista, una exigencia que siempre está presente en Coapa, pero este año tiene un matiz especial. Nacho no huye al reto, lo toma como es y se compromete como debe.

"Es el semestre del Centenario, tenemos que luchar en estos tres torneos y tenemos que entregar buenas cuentas y puedo asegurar que vamos a luchar por estar en las finales de los tres torneos. Mi compromiso es pelear por los tres títulos, primero está la Copa, luego la Liga y después ir a un Mundial de Clubes donde es una revancha que tenemos y me comprometo a dejar lo mejor de mí y a que este equipo tiene que aparecer en las finales. Desde el primer día tengo que mentalizar al equipo de que debemos entregar muy buenas cuentas", comentó el entrenador azulcrema.

Peláez Linares también transmitió confianza en lo que posee América para los meses venideros. "En calidad y cantidad tenemos un muy buen plantel para lograr los objetivos que nos hemos trazado, vamos a competir con todo el torneo de Copa, que es el que más cerca está de terminar, luego la Liga y el Mundial de Clubes, vamos a tratar de hacer grandes torneos en las tres oportunidades".

Este jueves, en las instalaciones de Coapa y a la espera de los seleccionados, se pone en marcha el América del Centenario.